Inicio> Maquinaria de Hostelería > Máquinas de Helados
Cerrar

FILTROS

Tipo de Máquina





Tipo de Condensación



Marca









Precio






Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos

Máquinas de Helados

Las Máquinas de Helados más baratas ¡están aquí!

Heladeras para Sorbetes y Helados

Ilustración con Máquinas de Helados

De ser una delicatesen solo para determinados  momentos y épocas del año, los helados han pasado a ser uno de los negocios punteros en muchos negocios de Hostelería.

Heladerías, terrazas, kioskos, restaurantes, bares, colectividades, eventos al aire libre… los helados brillan ya con luz propia como si de obras de arte se trataran.

Además, no sólo la preparación de los helados ha evolucionado, sino que ahora son más elaborados, desafiando a la imaginación y a la creatividad con auténticas innovaciones de carácter inesperado.

El helado es un producto que se consume sobre todo en los meses de verano, pero cada vez más el negocio exige que, debido a la demanda,  también durante el invierno la producción de helados funcione a un buen nivel.

Otra alternativa más ligera y que se puede producir con la misma máquina son los sorbetes.

Estos son una versión más ligera de los helados, ya que el grueso de su composición implica una mayor cantidad de agua y frutas, en detrimento de leches, huevos y elementos más grasos que si están presentes en la elaboración de los helados.

En esta sección vas a encontrar una variada selección de máquinas de helados para la preparación de helados y sorbetes. Heladeras de diferentes tamaños y diseños, con prestaciones  y equipaciones muy diversas y distintos volúmenes de trabajo para satisfacer las exigencias de los más variados ámbitos y negocios de Hostelería.

Son máquinas de helados fabricadas por las más prestigiosas firmas del sector y, como siempre, a los mejores precios que puedes encontrar en el mercado.

¿Cómo funcionan las máquinas para hacer helados?

Las máquinas para hacer helados funcionan de una manera bastante sencilla.

Una heladera –o mantecadora- es un dispositivo que hace girar y enfriar un frasco o bote, permitiendo que una determinada mezcla que hay en su interior se forme, solidifique y convierta en helado.

La mezcla puede tener antes de su conversión en helado forma líquida, en polvo o sólida, siendo previamente tratada en una máquina de pasteurización.

Una máquina de helados, como ocurre con cualquier otro sistema de refrigeración, va equipada con una unidad de condensación. Esta constituiría el motor de la heladera.

La unidad de condensación comprime el gas refrigerante que hay en su interior, convirtiéndolo en un líquido frío. Después bombea agua al cilindro de congelamiento.

La base líquida a convertir en helado es colocada entonces en el barril rodeado por los tubos que contienen el gas refrigerante y la solución de agua, los cuales congelan el barril desde la parte de afuera.

El barril generalmente está hecho de material anti-corrosión o acero inoxidable.

Mientras está en funcionamiento, la máquina hace girar un aspa dentro del barril a velocidad constante.

El movimiento del aspa giratorio bate la mezcla. A medida que esta se va congelando, se van introduciendo burbujas de aire en la mezcla, atrapándolas para crear la textura final que se pretende conseguir.

Generalmente, la mayoría de las máquinas de helados tienen un exceso de aire de entre el 30% y el 35%, cantidad idónea para llegar a lograr la textura deseada en el helado.

Hay determinados modelos de máquina de helados en el mercado que permiten al operador tener un control de la cantidad de exceso de aire que va a ser introducido a la mezcla, pero estos modelos son, normalmente, más caros.

Mientras más rápido gire el aspa, más pequeñas serán las burbujas de aire, que, a su vez, irán produciendo cristales de hielo más pequeños. Esto es muy importante, porque, cuanto más pequeños sean estos cristales, más suave será la textura final del helado.

El aspa dentro del barril raspa los cristales de hielo congelados del muro antes de que se vuelvan muy grandes y afecten al sabor del helado.

A medida que el aspa gira, se van creando cristales de un tamaño muy similar en toda la base, lo cual contribuye a un congelamiento uniforme del producto.

Todas las máquinas tienen aspas hechas de material no-reactivo, como plástico de uso pesado que permite contacto directo constante con el metal sin causar una reacción química no deseada que pudiera perjudicar la salud del consumidor.

Vitrinas de Helados
Máquinas de Zumo
 

Control de Temperatura y Sistemas

Las puertas de las máquinas de helados suelen estar hechas de un material térmico aislante que ayude a regular la temperatura interna del barril.

Los controles del cilindro de congelamiento varían en estas máquinas según la marca. Algunas llevan incorporados termostatos electrónicos con sondas que están en contacto directo con la mezcla.

Estos termorreguladores manejan automáticamente todos los cambios de temperatura por medio de la rotación de gases fríos y calientes o mediante la lectura de la cantidad de amperios son utilizados para poder regular la uniformidad del proceso de congelamiento.

Tipos de técnicas de enfriamiento

Se utilizan dos técnicas bien distintas para enfriar la mezcla en la máquina:

El método más usual es el hielo. Este va empaquetado con sal de roca para disminuir el punto de congelación, lo cual a su vez hace que el hielo esté aún más frío. El hielo está convenientemente empaquetado entre el tambor y el recipiente y hay que reponerlo frecuentemente cuando se deshace del todo.

Otras máquinas de hacer helado usan un sistema de enfriamiento eléctrico, que suele ser más habitual en los modelos de las compañías que se dedican a fabricar helado a nivel industrial.

De todos modos, también existen máquinas de helados manuales que te permiten remover la mezcla a tu gusto. En estas máquinas, una vez que se ha formado el helado de forma manual, suele dejarse reposar antes de ser servido.

Sin embargo, un dispositivo eléctrico para hacer helado es mucho más rápido y más cómodo, porque automatiza la tarea y libera al operario para poder hacer otras cosas.

Aparte de helados, los cocineros también usan este tipo de máquinas para hacer sorbetes, helados sin productos lácteos y muchas otras cosas.

Cómo elegir una máquina de helados

Si buscas una máquina para implementar tu negocio de Hostelería, hay muchos detalles que debes tener en consideración a la hora de tomar una decisión:

Encimera o de suelo

Este tipo de elección vienen siempre condicionada por el espacio del que dispones en tu negocio, pero también por el nivel de producción que quieras alcanzar.

Los dos tipos de máquinas de helados son:

  • La de mostrador o encimera: Es muy recomendable si tienes una empresa que produce helado en pequeñas cantidades y generalmente de un solo sabor, ya que ocupa menos espacio.
    Si cuentas con una pequeña cafetería o restaurante y sólo quieres agregar al menú los helados, la de mostrador te ofrece pocos conos en un corto espacio de tiempo.
  • Las de suelo: Son considerablemente más grandes y cuentan con una mayor capacidad interna para satisfacer demandas superiores.

Tipos de helado

Existen dos tipos de helado: suave y duro (gelato).

Los helados suaves necesitan de una máquina que les inyecte una mayor cantidad de aire.

El helado duro o gelato requiere, por su parte, un menor aireado con el fin de darle una consistencia más dura.

Volumen de producción

Las máquinas que producen de 3 a 4 conos por minutos son consideradas de bajo volumen.

A las que producen de 5 a 7 se las conoce como de volumen medio.

Si es capaz de generar 8 conos o más por minuto la máquina tendrá la consideración de volumen alto.

Si lo mides en vasitos, una máquina que genera dos o tres vasitos cada 60 segundos es de bajo volumen.

Si produce entre 4 o 5 cinco, se considera de volumen medio.

Si puede dispensar al menos 7 vasitos por minuto, entonces es una máquina de volumen alto.

Sabor único o helados de varios sabores

Otra característica que marca la diferencia entre las máquinas de helados es la mezcla de sabores en una misma copa de helado.

Hay máquinas que cuentan con un solo dispensador o máquinas con dos o más que son capaces de combinarlos.

De gravedad o presurizada

Existen dos tipos de alimentación para estas máquinas máquinas: de gravedad o de bomba. La diferencia entre ambos estriba en la textura final de los helados y el rendimiento en cuanto a volumen de producción.

Las máquinas de helados alimentadas por gravedad llevan una tolva vacía en la parte superior. Al verter la mezcla de helado, la gravedad la fuerza a través de la máquina para garantizar el aumento de volumen del helado.

El sistema de presurización, por el contrario, utiliza bombas para alimentar la mezcla y optimizar la productividad. Este tipo de máquinas es ideal para negocios con más afluencia de público. El proceso de la bomba le da al producto final una consistencia más dura, otorgándole hasta un 30% de aumento a la mezcla.

Tratamientos térmicos

Los congeladores de tratamiento térmico, equipados con un sistema nocturno de calentamiento y enfriamiento temporizado, contribuyen directamente a que el producto pueda mantenerse fresco al menos  dos semanas, antes de que tenga que ser convenientemente desechado y la máquina limpiada.

Con este tipo de congeladores ahorrarás dinero en mano de obra y a causa de un menor desperdicio del producto.

Otras características a tener en cuenta

Si es posible, trata de optar por máquinas con este tipo de características:

  • Estructura de acero inoxidable
  • Gas refrigerante ecológico
  • Superficies de contacto con acabado sanitario,
  • Métodos de reposo para el sistema
  • Alarmas de baja mezcla
  • Alarmas que te avisen que la mezcla está por terminarse
  • Tratamientos térmicos incorporados para optimizar la limpieza.
Dispensadores de Bebidas
Máquinas de Hielo
 

Los Sorbetes

El sorbete de frutas es un producto que se sitúa a medio camino entre el granizado y el helado.

Por un lado es, fundamentalmente, agua con sabor y color congelada, mientras que el granizado es una bebida helada que se sirve cuando aún está cristalizada.

El principal componente de ambos, sorbetes y granizados, es el agua, que representa alrededor de un 85 o 90 % de su composición. Esto se traduce en que ambas bebidas poseen un contenido calórico bajo, ya que, además del agua, no se utilizan materias grasas en su elaboración.

Además de agua, los sorbetes contienen frutas, lo cual aumenta su contenido vitamínico.

En el caso de los sorbetes el más conocido es el de limón, pero en sus variantes cabe toda la originalidad imaginable: manzanas, piñas, naranjas, fresas, kiwis, frambuesas,etc...

Historia de las mantecadoras

Se ha especulado mucho sobre el origen de los helados, aunque en realidad no está del todo claro.

El primer relato escrito sobre el helado data de hace más de tres mil años y viene de Oriente. Sin embargo, unas historias cuentan que fueron los chinos los inventores, otras que los babilonios o los mongoles…

En cuanto a los sorbetes, los creadores fueron los antiguos romanos. Para ello utilizaron nieve, frutas y miel. Se cree que el emperador Nerón mandaba traer nieve de los Alpes para que le preparasen esta bebida.

En Italia, en la Baja Edad Media, el helado empieza a tomar forma y comienza a difundirse por toda Europa.

En 1660 el italiano Procopio inventó una máquina que servía para homogeneizar las frutas, el azúcar y el hielo. Con ella se obtenía una crema helada muy similar a la que se hace hoy en día. Procopio abrió en París el "Café Procope", donde, además de café, empezaron a servirse helados. Así empezaron hacerse populares entre todos los parisinos.

Hacia el siglo XVIII, las recetas de helados comenzaban a incluirse en los libros de cocina.

En 1843 la norteamericana Nancy M. Johnson patentó la primera máquina automática para hacer helados y aún hoy, sus fundamentos se utilizan en el diseño de máquinas heladera.

Dos años más tarde W. Young obtenía la patente para una máquina de helados basada en el descubrimiento de Nancy M. Johnson.

Las 3 Máquinas de Helados más vendidas

Mantecadora Nemox Chef 5L Automatic

title=

Producción 3,2 l/h.

Mantecadora de uso profesional.

Con sistema de refrigeración por aire.

Dispone de control de la densidad automático y timer mecánico de 60 minutos.

Precio 1.316,00 € (+ IVA).

Máquina para Helado Buffalo CM289

title=

Capacidad 2 litros.

Heladera con tamaño compacto ideal para espacios reducidos.

Además, elimina la necesidad de pre-congelar la cubeta, ahorrando tiempo de preparación.

Precio 271,70 € (+ IVA).

Gelato Nemox 3K Touch

title=

Producción 4,4 l/h.

Mantecadora para producir helados y sorbetes, ideal para pequeños restaurantes.

Control de la densidad automático.

Tiene una capacidad de 1,7 litros.

Precio 2.020,00 € (+ IVA).

Catálogo de Máquinas de Helados en Hosteleria10

Este Catálogo agrupa la información disponible acerca de las Máquinas de Helados que se distribuyen en España, según la facilitan sus respectivos fabricantes.

La información contenida en este catálogo incluye productos, modelos y características técnicas. 

 

Algo más de información

Aparte de las máquinas de helados, disponemos de otros tipos de máquinas que tal vez puedan ser más ajustadas o adecuadas a tu negocio de Hostelería.

Échale un vistazo a nuestras otras secciones:

Pídenos ayuda

En nuestra tienda tienes a tu disposición las Máquinas de Helados con una excelente relación calidad/precio.

También nos esforzamos en seleccionar para ti marcas de garantía, como Buffalo, Ceado, Lacor, Masamar, Masquefrio, Nemox, Staff, Ugolini…

Por ello esperamos que nuestra oferta cubra cualquier exigencia que pudiera plantear tu negocio de Hostelería.

Pero nuestro catálogo es demasiado amplio y no podemos colgarlo todo en nuestra tienda.

Así que escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos por teléfono al 91 161 03 04, si no encuentras la vajilla que buscas.

Estaremos encantados de atenderte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest
Logotipo ConfianzaOnline

Hosteleria10.com · 91 161 03 04 · contacto@hosteleria10.com

Aviso Legal · Privacidad · Cookies · Configurar las Cookies · Contratación