Inicio> Menaje > Ollas a Presión
Cerrar

FILTROS

Material


Precio




Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos


Ollas a Presión

Las Ollas a Presión más baratas ¡están aquí!

Ollas Exprés profesionales para negocios de Hostelería

Ilustración con Ollas a Presión

¿Ollas a presión profesionales para Hostelería?

¿Pero no son aquellos armatostes en los que la abuela hacía el cocido y que soltaban un pitido horroroso?

Nada más alejado de la realidad.

Las ollas a presión, también conocidas como ollas express, son imprescindibles en cualquier tipo de cocina, incluida la profesional.

Date cuenta que estas ollas reducen el tiempo de cocción de los alimentos, permitiendo una mayor productividad en la cocina.

Además, cocinar en ollas a presión mantiene intactas las propiedades y nutrientes de los alimentos.

Y, para terminar de derribar tus prejuicios, las ollas modernas ya no pitan.

En esta sección figura una selección de ollas exprés de diversas marcas, modelos, materiales y tamaños para la cocina de tu negocio de Hostelería.

Ollas rápidas fabricadas por marcas de garantía y, como siempre, a los mejores precios del mercado.

Marmitas
Paelleras
 

Ventajas de cocinar en una olla express

La olla exprés es un gran invento.

Este utensilio para cocinar es:

  • Económico.
  • Ecológico.
  • Rápido.
  • Práctico.

La olla a presión ahorra tiempo y energía, porque con ella necesitas tener el fuego encendido menos tiempo que si cocinaras en una olla normal.

Este tipo de olla conserva mejor los nutrientes, porque requiere menos agua.

Además, un menor tiempo de cocción disminuye también la cantidad de nutrientes que se pierden en el líquido.

En conclusión, saber usar bien tu olla a presión va a ayudarte a ofrecer a tus clientes platos sanos, como, por ejemplo, legumbres o guisos con poca grasa añadida.

En este enlace puedes encontrar nada menos que 5.000 recetas para ampliar tu campo de experimentación en cuanto cocinar con olla a presión.

Disfrútalas.

Cómo funciona una olla a presión

Lo primero que tienes que saber es cuánto tienes que llenar tu olla express.

Ni muy vacía, ni muy llena

Aunque hoy en día los modelos más modernos te permiten cocinar incluso porciones muy pequeñas de alimento, lo más habitual es que la olla a presión se llene al menos hasta un cuarto de su capacidad.

Si no lo haces así, es posible que no se cree vapor suficiente como para obtener la presión adecuada.

Por otro lado, te recomendamos que no la llenes más allá de los tres cuartos de su capacidad.

Una olla demasiado llena podría aumentar el riesgo de que la válvula se obture con algún trozo de alimento que pudiera subir con la presión.

O que el líquido se salga por la válvula y manche la cocina.

Las ollas express actuales tienen doble válvula de seguridad, por lo que, si una se obtura, la otra se encarga de evitar cualquier tipo de pérdida o desastre.

Si además de controlar el nivel de llenado, te aseguras de limpiar muy bien la tapa tras cada uso, especialmente la válvula y la goma, la seguridad de tu olla express será enorme.

Si no cierra bien porque la goma de la tapa está rota o rígida, puedes comprar una nueva goma para tapa de olla a presión muy poco dinero y sustituirla.

A cocinar

Una vez pasado el chequeo de seguridad y llena y cerrada la olla, es el momento de que la pongas a cocer.

Tienes que mantener la olla a presión en el fuego hasta que empiece a silbar, en el caso de que tu olla sea antigua, o hasta que el indicador de presión, en los modelos más modernos, alcance el punto que te interesa.

El indicador de presión es un dispositivo que va sobresaliendo por la parte de arriba de la tapa y mostrando diversas rayas a medida que sube la presión.

Cuando la presión llega al nivel indicado, puedes bajar el fuego y empezar a contar el tiempo.

Los tiempos de la olla a presión

Las ollas vienen con un manual con indicaciones de tiempo según el producto que estés cocinando y la posición de vapor, si la olla tiene varios grados de presión.

Los tiempos aproximados a partir de que la olla ha alcanzado la presión y has bajado el fuego, son:

  • Lentejas sin remojado previo: 7-8 minutos
  • Otras legumbres en remojo 12 h: 9-12 minutos
  • Caldo de verduras o de pescado: 7-8 minutos
  • Caldo con carne: 12-15 minutos
  • Pollo troceado en cuartos: 9-11 minutos
  • Ternera cortada en dados: 8-10 minutos
  • Arroz integral: 7-8 minutos
  • Arroz blanco: aproximadamente 5 minutos
  • Pasta: apenas 3 minutos. Hay que estar atentos para que no se pase.
  • Patatas: 7-8 minutos
  • Verduras para purés: 3-4 minutos.

Estos tiempos pueden variar según la olla y el producto.

Una vez pasado el tiempo, apaga el fuego y pon la olla en la posición de despresurización.

Cuando la presión haya bajado del todo, ya puedes abrirla.

Si tienes dudas con los tiempos de la olla, siempre será mejor que te quedes corto.

Si al despresurizar y abrir la olla, ves que falta cocción, vuelve a poner la olla abierta al fuego para que se siga cocinando hasta que el producto esté en su punto.

Esta opción es recomendable si se trata, por ejemplo, de un arroz o unas patatas a los que les faltan menos de 5 minutos.

También puedes cerrarla para que vuelva a coger presión en el fuego. Tardará muy poco porque ya no empiezas desde cero, si no con el alimento casi hirviendo.

Esto es conveniente, por ejemplo, para los garbanzos que, al abrir la olla, aún están duros.

Cocinar bajo presión

La olla express u olla a presión surgió de la necesidad de reducir el tiempo de cocción de los alimentos.

En 1679 un físico francés llamado Denis Papin realizó el primer intento para cocinar a presión mediante un invento llamado “el digestor a vapor”.

Este ingenio consistía en una especie de vaso de bronce de paredes muy gruesas con una tapadera en su parte superior, fijada al vaso con un tornillo. En la tapa había instalada una válvula de seguridad.

Más de 200 años después de Papin, Alfred Vischler patentó en 1938 una olla llamada Flex-Seal Speed Cooker que presentó en la feria comercial de Nueva York.

Esta idea tuvo gran aceptación y no pasó demasiado tiempo antes de que otros fabricantes imitaran aquel invento y se lanzaran a la producción de diferentes modelos de ollas express.

A finales de 1941 decenas de empresas fabricaban ollas a presión.

A partir de los años 50 y con el fin de las restricciones de la Segunda Guerra Mundial, se empezaron a fabricar ollas de calidad inferior y a bajo precio.

Esto suponía un riesgo evidente para el consumidor que, si se empleaba de forma incorrecta, se podía provocar un gran desastre. Por ese motivo, las ventas y la popularidad fueron decayendo.

En los años 70 las ollas a presión volvieron a dar un paso adelante, desarrollando más medidas de seguridad y mejorando el diseño.

Se añadió además una tapa con enclavamiento, que impedía que la olla se abriera a menos que la presión se redujera hasta un valor seguro, y válvulas de seguridad.

Finalmente entre los años 80 y 90 las ollas express se consolidaron mediante dispositivos seguros y materiales de alta calidad; entre ellos el acero inoxidable que acabo estableciéndose como norma general.

Baterías de Cocina
Cubetas Gastronorm
 

Diferencias entre ollas a presión y marmitas

Aunque el principio de cocción es el mismo, hay dos grandes matices que diferencian una marmita de una olla a presión.

Modo de funcionamiento

Mientras que las ollas a presión requieren de una fuente de calor externa –cocina o fogón- para realizar su función, las marmitas, en cambio, llevan el sistema de calor, ya sea eléctrico o a gas, incorporado.

Las ollas a presión son utensilios de cocina.

Las marmitas son máquinas para cocinar.

Capacidad

Los tamaños de una olla presión y una marmita también son determinantes.

Las ollas a presión profesionales tienen un máximo de capacidad de 50 l.

Las marmitas, en cambio, están diseñadas para la cocina en grandes colectividades y 50 l son su mínimo, llegado hasta los 150 como máximo.

Las 3 Ollas a Presión más vendidas

Olla a Presión Lacor Chef Luxe

title=

Acero Inox Ø 32 cm.

Con acabado en aluminio, incluye tapa con selección de posiciones.

Capacidad 15 - 22 litros.

Alto 18 - 32 cm.

Desde 385,80 € (+ IVA).

Olla a Presión Lacor Pro Classic

title=

Aluminio Ø 32 o 34 cm.

Fabricada en aluminio, ahorro de hasta un 70% de ahorro y energía que una convencional.

Capacidad 18 o 22 litros.

Alto 23 cm.

Desde 97,38 € (+ IVA).

Olla a Presión Lacor Tempo

title=

Acero Inox Ø 22 cm.

Fabricada en acero inox, consigue un ahorro de hasta el 70% en los tiempos de cocción.

Capacidad 4 - 8 litros.

Alto 12 - 19,5 cm.

Desde 56,36 € (+ IVA).

Más información

Si, además, estuvieras interesado en más información sobre menaje para Hostelería, no dejes de visitar nuestras secciones:

Pídenos ayuda

En Hostelería10 tienes a tu disposición Ollas a presión con una excelente relación calidad/precio.

Estos productos han sido fabricados por una marca de garantía como Lacor.

Alguno de estos productos contribuirá a hacer más rentable tu negocio de Hostelería.

Si tienes alguna pregunta o no encuentras lo que buscas, escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos por teléfono al 91 161 03 04.

Estaremos encantados de atenderte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest