Inicio> Cocina Industrial > Microondas para Hostelería
Cerrar

FILTROS

Marca









Precio




Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos


Microondas para Hostelería

Los Microondas para Hostelería más baratos ¡están aquí!

Hornos Microondas para Hostelería

Ilustración con Microondas para Hostelería

Los hornos microondas se han convertido ya en elementos habituales en las cocinas profesionales.

Estas máquinas son de gran ayuda para:

  • Calentar.
  • Descongelar.
  • Cocinar.

Además, los hornos microondas contribuyen a que los platos lleguen calientes o a la temperatura adecuada a la mesa.

Los microondas profesionales se usan en muchos negocios de Hostelería, como autoservicios, comedores de empresa, cafeterías, bares, restaurantes y colectividades.

Un microondas para un restaurante que atiende a una media de 30 comensales no tiene el mismo volumen de trabajo que un microondas para un comedor de 350 comensales, como podría ser el de un colegio.

Al contrario que el microondas doméstico, el de tipo industrial está equipado con un sistema de mezcla de calor dentro de la cavidad del horno para que todas las partes se calienten por igual.

Este sistema supone una garantía de eliminación de las bacterias que pudieran causar cualquier clase de intoxicación alimentaria.

Además la descongelación de alimentos se realiza en la mitad del tiempo empleado por un microondas doméstico.

En esta sección puedes encontrar diversos modelos y tipos de hornos microondas para bares, cafeterías, restaurantes, churrerías, kioskos y otros negocios de Hostelería. Microondas con diferentes capacidades, potencias y prestaciones. 

Microondas para Hostelería fabricados por marcas de plena garantía y, como siempre, a los mejores precios del mercado.

Cómo trabaja un horno de microondas

El microondas es un horno eléctrico que se emplea para calentar y cocinar alimentos mediante la generación de microondas de radio de alta frecuencia.

En una frecuencia de 2,45 GHz, esas microondas provocan la aceleración de determinadas moléculas en los alimentos a través de un proceso llamado 'calentamiento dieléctrico'.

Mediante este calentamiento dieléctrico, los polos de las moléculas –principalmente de agua, aunque también de las que componen los azúcares y triglicéridos– giran.

El objetivo del giro de estas moléculas es tratar de alinearse con el campo eléctrico alterno de las microondas.

Es ese movimiento giratorio de los polos de las moléculas es lo que genera el calor dentro del horno.

El responsable de todo ese proceso es el magnetrón.

El magnetrón es el dispositivo que transforma la energía eléctrica en energía electromagnética en forma de microondas.

Hornos de Convención
Hornos Panadería
 

Ventajas de utilizar un horno microondas profesional

Los beneficios de utilizar el microondas son muchos y muy variados.

Además, todos ellos conducen a que puedas rentabilizar aún más tu negocio de Hostelería. 

Rapidez

El beneficio más notable del microondas frente a otros tipos de hornos es la rapidez con la que calienta alimentos. 

Ese ese principal motivo de su éxito como electrodoméstico y lo que lo convierte en una herramienta necesaria en cualquier cocina profesional.

Conservación de los valores nutricionales

Cualquier proceso de cocción que supera los 100° C, implicará una progresiva pérdida de las características nutricionales de los alimentos cocinados.

Cuanto más breve sea la exposición al calor de un alimento, mejor van a conservarse dichas características.

Por eso un horno microondas está en condiciones de conservar mejor los nutrientes que otro tipo de hornos. 

Además, cuando el calor generado provoca la evaporación del agua contenida en el alimento, lo que se obtiene es una cocción al vapor.

En la cocina tradicional la cocción al vapor es la mejor forma de preservar los nutrientes alimenticios.

Sin embargo, no todos los alimentos responden igual a este tipo de calentamiento.

Por ejemplo, el brócoli o el ajo pierden gran parte de sus nutrientes al ser cocinados en un microondas.

Otros alimentos como las legumbres, la pasta o el arroz, por su bajo contenido en agua, se cocinan peor, aunque puedan recalentarse sin problemas en el microondas.

Este tipo de cocción no asa, ni dora el producto. Solamente lo calienta y lo cuece.

Por eso es frecuente completar la cocción de los alimentos en un horno de convección, una sartén o una plancha.

Este doble cocinado –cocido-frito o cocido-asado– resalta el sabor de los alimentos y es característico de la cocina mediterránea.

Calentamiento selectivo

Materiales como la cerámica o la madera no se ven afectados por las microondas.

El calentamiento que experimenta un recipiente fabricado en estos materiales es solo consecuencia del calor del alimento que se transmite al recipiente por conducción.

El caso de los envases de plástico es diferente.

No se puede emplear cualquier tipo de recipiente de plástico.

El motivo es que las microondas pueden contribuir a liberar toxinas que se transmitirían al alimento.

Por eso sólo hay que utilizar los recipientes que están específicamente diseñados para ser utilizados en este tipo de horno.

Utilidades de un horno microondas industrial

El microondas se suele utilizar en un bar para calentar tapas, bollería, platos, etc...

En la cocina esta máquina ayuda a calentar agua, caldo y otros líquidos.

El microondas también permite:

  • Cocer verduras sin necesidad de agua.
  • Descongelar alimentos.
  • Calentar o precocer productos que serán posteriormente cocinados en fogón.

También puede utilizarse de muchas otras múltiples maneras, muy creativas e interesantes.

Cómo elegir un horno microondas

Antes de comprar un microondas para tu negocio, debes tomar en consideración estos datos:

Capacidad

Su capacidad se mide en litros.

Es importante tener esto en cuenta.

Sus dimensiones exteriores pueden llevar a engaño acerca de su capacidad real.

En Hostelería10 puedes encontrar modelos con capacidades desde los 20 hasta los 35 litros.

Potencia

La potencia de un horno microondas se calcula a través de la energía que consume y el número de magnetrones que incorpora.

El magnetrón –el dispositivo que convierte en microondas la energía eléctrica que recibe el aparato– puede ser sencillo o doble.

Los modelos con doble magnetrón consiguen una distribución más homogénea de las microondas en el interior del horno.

De este modo mejoran el proceso de cocción.

Estos modelos pueden alcanzar los 2.800 W de potencia.

La mayoría de los microondas incorporan una bandeja rotatoria con ese mismo objetivo de conseguir una cocción más homogénea.

También hay microondas con bandejas estáticas y con dimensiones interiores adaptadas al estándar de bandejas GN.

Panel de control analógico, digital o digital programable

Estas máquinas vienen con tres tipos de controles:

  • Analógico: Presente en los modelos más básicos.
  • Digital: Es más versátil que el analógico, pero más limitado que el digital programable.
  • Digital programable: Los aparatos de gama superior incluyen paneles digitales programables que permiten programar de inicio o memorizar tiempo y potencia empleados en la cocción.
    Estos aparatos incorporan también programas automáticos de descongelación, entre otras muchas y variadas funciones.
    El panel de control digital programable facilita un control  más preciso.
    Así,el cocinero puede dedicarse a otras tareas sin necesidad de estar supervisando constantemente el horno.

Características añadidas

Los fabricantes incluyen características adicionales que también tienen los hornos convencionales:

  • Grill: Este consiste en una resistencia instalada en la parte superior de la cámara de cocción para aplicar calor de forma directa sobre el alimento.
  • Convección forzada: Un ventilador distribuye de forma homogénea el calor generado por una o varias resistencias en las paredes de la cámara de cocción.
Hornos Pizza
Hornos de Brasa
 

El magnetrón

Un magnetrón es el dispositivo que transforma la energía eléctrica en energía electromagnética en forma de microondas.

Sería el corazón del horno microondas.

Su desarrollo data del final de los años 30.

Fue diseñado para uso militar con el fin de alimentar al radar mediante una fuente radioeléctrica potente -varios cientos de vatios- y con una longitud de onda centimétrica, usando frecuencias mucho más elevadas de lo habitual en aquella época.

La chocolatina derretida

En 1946, concluida la IIª Guerra mundial, en las instalaciones de la empresa Raytheon Corporation, en Massachusetts, se trabajaba en el perfeccionamiento del magnetrón.

Fueron los científicos Randall y Boot quienes habían introducido el aparato en Inglaterra en 1940.

Es conocida la anécdota acerca de que el ingeniero Percy Spencer había pasado toda una mañana probando un magnetrón hecho por él.

Cuando llegó la hora de almuerzo, Percyb sacó una barra de chocolate que tenía en su bolsillo y, al abrirla, notó que estaba completamente derretida.

Spencer asoció rápidamente el funcionamiento del magnetrón con el calentamiento del chocolate.

De este modo, el científico pasó a experimentar en días sucesivos con otros alimentos menos fáciles de derretir a temperatura ambiente.

Por ejemplo logró hacer palomitas a partir de maíz seco o a explotar un huevo a causa del calentamiento de las microondas.

El siguiente paso en su investigación fue encerrar el magnetrón en un cajón metálico para evitar salpicaduras en el laboratorio.

Spencer descubrió que el alimento encerrado se calentaba más rápido dentro del cajón.

Esto se explica porque las ondas no logran traspasar la pared del contenedor y permanecen rebotando dentro de él.

Al estar encajonado, el alimento recibe el bombardeo de numerosas microondas superpuestas.

Los primeros microondas: grandes, pesados y caros

Ese mismo año Raytheon presentaba una patente para cocinar alimentos mediante el uso de microondas.

El prototipo fue bautizado como Radarange.

El inconveniente era que se trataba de un armatoste metálico de 1.80 m de altura con aspecto de refrigerador industrial.

Además pesaba más de 340 Kg e incorporaba un circuito de refrigeración líquida.

También estaba la cuestión del precio.

el nuevo invento vendía por varios miles de dólares, una cantidad prohibitiva en aquellos años.

Poco a poco, el diseño se fue perfeccionando y el producto se abarató.

Se crearon magnetrones que no requerían refrigeración por agua, sino que se mantenían mediante un disipador y un ventilador.

El tamaño de la máquina se fue reduciendo.

El microondas fue haciéndose, asimismo, más liviano.

Entonces algunos restaurantes empezaron a animarse a adquirirlos.

La ventaja que ofrecía aquel novedoso aparato era que lograba calentar los alimentos en un tiempo mucho más reducido que el que se empleaba calentándolos en una cocina común y según los métodos convencionales.

El microondas: antes para uso profesional que doméstico

La industria de Hostelería fue adoptando el horno microondas de forma intensiva.

Coincidió con el descubrimiento de que el nuevo ingenio no sólo servía para calentar alimentos.

Con él también se podían deshidratar otros productos que, hasta aquel momento, había que secar al sol o se tostaban en estufas convencionales.

Era el caso del corcho o el café en grano.

Los consumidores domésticos, en cambio, tardarían otros 20 años en familiarizarse con el microondas.

Además, la mala prensa extendida por la industria de las cocinas de gas acerca del supuesto perjuicio para la salud que podían causar las ondas que desprendía la máquina frenó su desarrollo comercial.

La industria alimentaria comenzó a reconocer los múltiples usos del magnetrón.

Se comenzó a emplear microondas para secar rebanadas de patata, tostar granos de café y cacahuetes, descongelar, preasar y dar cocimiento final a las carnes e, incluso,abrir ostras.

También otros tipos de industrias empezaron a usarlo.

Se utilizó el microondas para secar corcho, cerámica, papel, cuero, tabaco, fibras textiles, lápices, flores, libros húmedos y cabezas de cerillas.

También se empleó en el proceso de curado de materiales sintéticos, como el nylon, hule y uretano.

El horno de microondas pasó a ser imprescindible, sin que se contemplara el fin de sus posibilidades comerciales.

Finalmente, en 1975 se vendieron más microondas que cocinas a gas en Estados Unidos, alcanzando el millón de unidades.

En 1980 el 25% de los hogares tenía ya uno.

Actualmente esa cifra supera el 90%.

En cuanto a nosotros, los españoles, es interesante conocer los estudios que hacen organizaciones, como la OCU, acerca del uso que le damos al microondas.

En cualquier caso, el horno microondas ha llegado a la cocina profesional para quedarse.

Sus beneficios superan las expectativas planteadas.

Ya es una máquina que contribuye en gran medida al desarrollo comercial de buen número de negocios de Hostelería.

Los 3 Microondas para Hostelería más vendidos

Microondas Sammic HM-910

title=

Manual 24 litros 900 W.

Profesional inoxidable con control manual de 24 litros, plato giratorio y fácil manejo.

Capacidad 24 litros.

Con plato giratorio.

Precio 215,20 € (+ IVA).

Microondas Samsung Snackmate

title=

Digital/Manual 26 litros 1.100 W.

De servicio ligero, robusto y fácil de utilizar.

Con cinco niveles de potencia, sin plato giratorio.

Capacidad 26 litros.

Manual o programable.

Desde 311,60 € (+ IVA).

Microondas Lacor Profesional 69325

title=

Digital 25 litros 1.000 W.

Profesional con una capacidad de 25 litros, cierre de seguridad y base de cerámica de fácil limpieza.

Capacidad 25 litros.

Precio 402,90 € (+ IVA).

Catálogo de Microondas en Hosteleria10

Este Catálogo agrupa la información disponible acerca de los microondas que se distribuyen en España, según la facilitan sus respectivos fabricantes.

La información contenida en este catálogo incluye productos, modelos y características técnicas. 

 

Algo más de información

Conoce un poco más sobre los distintos tipos de hornos y cuál puede ser el más adecuado a tu negocio de Hostelería.

Écha un vistazo a estas otras secciones de nuestra tienda:

Pregúntanos. Podemos ayudarte

Hosteleria10 dispone de una cuidada selección de Hornos Microondas con una excelente relación calidad/precio.

Estos productos han sido fabricados por marcas de garantía, como Buffalo, Caterlite, Difriho, Eurotec Riga, Lacor, Movilfrit, Pujadas, Sammic, Samsung, Zinco.

Con alguno de estos aparatos es muy probable que tu negocio de Hostelería obtenga una mayor rentabilidad económica.

Aunque nuestro catálogo es amplio y no todo él está en nuestra tienda.

Por eso, si tienes alguna duda o consulta o no encuentras lo que buscas, puedes encontrarnos en contacto@hosteleria10.com o en el teléfono 91 161 03 04. Estamos a tu disposición para aconsejarte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest