Inicio> Maquinaria de Hostelería > Vitrinas para Pescado
Cerrar

FILTROS

Marca






Precio



Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos


Vitrinas para Pescado

Las Vitrinas para Pescado más baratas ¡están aquí!

Vitrinas Expositoras para Pescado

Ilustración con Vitrinas para Pescado

El pescado fresco debe mantenerse y exhibirse frío en todo momento. La refrigeración es, por tanto, fundamental.

En las pescaderías, así como en los expositores de pescado de mercados, supermercados, grandes superficies y mercados de abastos, la manera más indicada de presentar el pescado y el marisco a tus clientes es disponerlo en una vitrina, sobre una base de hielo picado y manteniéndolo  a una temperatura constante hasta el momento de ser adquirido por tus clientes.

El uso de este hielo picado también influye en el aspecto del pescado que vas a vender a tu clientela, al resaltar el brillo de sus escamas, haciendo que luzca como si estuviera recién descargado del barco.

En esta sección hemos recopilado para ti una práctica selección de vitrinas y mostradores de pescado, diseñados para cubrir las exigencias de cualquier negocio de Hostelería en el que se comercie con este tipo de producto.

Vitrinas para pescado fabricadas por las marcas más competentes y, como siempre, a los mejores precios del mercado.

Exhibición de pescados y mariscos

Tienes que tener en cuenta que pescado y marisco son alimentos extraordinariamente perecederos. Esto significa que sus condiciones naturales se verán alteradas con rapidez, a no ser que se recurra a unos adecuados tratamientos de conservación y mantenimiento.

Sin lugar a dudas, el método de conservación de pescado por excelencia es el de la refrigeración.

Mediante este sistema tu pescado estará en condiciones de mantener su calidad comercial y propiedades organolépticas durante un periodo de tiempo variable, pero lo suficientemente largo para su exhibición y posterior venta al público.

Normalmente, este tiempo de conservación va a depender de:

  • La especie de pescado que se va a conservar.
  • El método con el que fue capturado.
  • La posterior manipulación que se haya realizado con él.

Es vital que, desde el mismo momento de la captura, se apliquen al pescado y marisco temperaturas que pueden ir de los 0° a los 4°C.

Estas temperaturas deberán mantenerse, además, a lo largo de todas las etapas de almacenamiento, distribución y exhibición de los alimentos hasta su llegada final al consumidor.

En los barcos de pesca y en los puntos de venta la refrigeración se realiza mediante abundante hielo.

Este hielo, que normalmente está fabricado con agua de mar, permite llegar a temperaturas inferiores a 0°C sin que los pescados lleguen a congelarse. Esto jugará siempre a favor de una conservación más larga.

Sin embargo, en los barcos de pesca la refrigeración en tanques con agua de mar a -1,5°C provoca la alteración de determinadas especies, haciendo que pierdan su color natural y buena parte de sus escamas, aumentando su salinidad.

Los pescados de tamaño pequeño y poseedores de un alto contenido graso se estropean antes que los grandes y con menos grasa. Por ejemplo, las sardinas y boquerones pueden conservarse tan sólo entre 3 y 6 días.

Por el contrario, merluzas y bacalaos mantienen sus condiciones en perfecto estado durante dos o, incluso, tres semanas. Otras especies de pescados de gran tamaño, como puede ser el caso del pez espada, llegan a los 24 días.

Vitrinas Carniceras - Charcuteras
Vitrinas Expositoras
 

¿Cómo exponer el pescado?

El pescado fresco puede exhibirse en vitrinas expositoras en las que se instala una capa de unos 10 cm de hielo en escama o picado. Sobre ellos se dispone el producto: pescado, mariscos, etc…

Ten en cuenta que el pescado al aire –es decir, sin estar tapado- puede aguantar sin estropearse hasta dos días, si está sometido a temperaturas entre 1° y 4° C.

Con respecto al pescado congelado es aconsejable utilizar vitrinas de conservación con puerta de cristal ventiladas –del tipo no frost-, que cuentan con una temperatura de conservación de -18°.

En ambos casos es fundamental que las vitrinas refrigeradas para pescado dispongan de un buen control de la humedad, para evitar que el producto se reseque.

Por eso lo aconsejable es que el sistema de refrigeración se realice  por frío estático o conducción -proceso de transferencia de energía al tener contacto con otro cuerpo.

El uso de ventiladores favorece que el pescado se seque. Por eso en las vitrinas y mostradores de pescado se aplica el frío directamente sobre la superficie en la que se ponen los productos.

Es conveniente realizar la oferta de filetes de pescado, conchas de abanico, caracoles y otros moluscos pelados sobre bandejas de material no oxidable, siempre limpias, desinfectadas y situadas sobre el hielo del exhibidor.

Para ofrecerlos y exponerlos a la venta nunca hay que mezclar el pescado entero con los filetes o moluscos pelados,

El hielo que va a ser utilizado para situar debajo de pescado o marisco tiene que ser hielo limpio, almacenado higiénicamente, elaborado a partir de agua potable y convenientemente molido, de tal modo que se mezcle de manera homogénea con el producto.

Conservar según el tipo de producto

La exhibición y comercialización de los moluscos bivalvos, gasterópodos y equinodermos enteros, se debe llevar a  cabo con los animales aún vivos o refrigerados con hielo, habiendo ingresado ya en el mercado en este mismo estado.

Del mismo modo, los camarones de río deben ser expendidos vivos o refrigerados con hielo. Los camarones y las colas de langostas refrigerados con hielo deben haber ingresado al mercado ya bajo esta condición.

Los langostinos enteros o en colas, deben ser refrigerados con hielo y llegar en las mismas condiciones al mercado.

Los moluscos bivalvos, gasterópodos y equinodermos desconchados, crudos y/o precocidos, deben venderse refrigerados con hielo o congelados.

En cuanto al pescado ligeramente salado -del tipo salpreso, sazonado con sal, o salado húmedo-, este debe exponerse de manera separada del pescado fresco.

Del igual manera, su almacenamiento ha de ser mediante refrigeración a temperaturas cercanas a 0° C y la venta debe realizarse mediante empaquetado en cajas o bolsas.

Los productos congelados, crudos o precocidos, deben presentarse ante los posibles compradores congelados y debidamente empaquetados, manteniéndose mientras tanto en congeladores a temperaturas de -18° C o menos.

Hielo en escamas

El hielo en escamas se usa, principalmente, para la conservación del pescado fresco en ámbitos de exposición y venta.

Es costumbre verlo en las pescaderías con forma de capa y separando el mostrador o las vitrinas de las piezas de pescado expuestas.

Este tipo de hielo es el modo más seguro de conseguir que los alimentos se conserven fríos, esperando el momento de su venta a los clientes.

Para pescado fresco te recomendamos que coloques una capa de unos 10 o 15 cm de hielo en escamas. Sobre ellos colocarás el pescado.

También el marisco requiere una capa de unos 15 cm de hielo para exhibirlo con seguridad.

Si nos referimos al uso de hielo en supermercados, en el caso de productos ya empaquetados y con una vitrina expositora que pueda abrirse, es conveniente que el equipo incluya algún sistema para evitar que se forme escarcha en el cristal.

Tipos de vitrinas según el modo de enfriamiento

Según su sistema de refrigeración, las vitrinas pueden ser:

De frío estático

Este tipo de vitrinas conservan mejor los diferentes alimentos, al no permitir que se resequen debido a que mantienen su grado ideal de humedad.

El único inconveniente es que hay diferencia de temperatura entre la parte inferior de la vitrina y el estante superior: de entre 3°y -5°.

Hay que situar, por tanto, los alimentos de forma que los que más frío necesiten para su conservación queden siempre en la parte de abajo.

Vitrinas de frío ventilado

Estas vitrinas mantienen de modo constante la temperatura a lo largo de todo el volumen de la vitrina.

Sin embargo, pueden resecar el producto, lo que puede provocar tanto la pérdida de presencia y brillo, como de parte de las cualidades organolépticas del pescado guardado en ellas.

Vitrinas de frío ventilado doble

Se utilizan básicamente para helados, ya que están diseñadas para evitar la pérdida de temperatura al abrir la vitrina, manteniendo así el helado a una temperatura baja y uniforme, en torno a los -14°.

Vitrinas de frío semi-estático:

Este tipo de vitrinas mixtas combinan ambas tecnologías, ventilada y estática. Es decir, refrigeran mediante contacto, pero, a su vez, incoorporan un ventilador que remueve el aire en su interior de forma ligera.

Este ventilador de movimiento moderado consigue repartir el frío por toda la vitrina sin llegar a resecar los productos.

Vitrinas para Sushi
Vitrinas de Tapas
 

Cómo elegir una vitrina de pescado

A la hora de elegir un mostrador o vitrina para pescado o mariscos de cara a tu negocio de Hostelería, debes tener en cuenta diversos parámetros en función de tus necesidades particulares:

Las dimensiones

Piensa que tu mostrador de pescaderia debe adaptarse no solo al espacio disponible en el establecimiento, sino también a la cantidad de producto que vayas a guardar en ella.

Tanto si se ve medio vacía, como si aparece llena a rebosar, tu vitrina no va a causar así un buen efecto entre tus clientes.

Hay en el mercado una amplia variedad de modelos, alguno de los cuales podrá adaptarse sin dificultad a tus necesidades específicas: armarios murales y semi-murales, vitrinas para mostradores, con formato de carro para facilitar su desplazamiento, etc…

La temperatura

Las vitrinas expositoras también serán muy diferentes  en función del tipo producto que vayan a albergar, debido a que las condiciones de conservación pueden ser muy distintas.

La humedad y su control

Este aspecto es fundamental, sobre todo en el caso de determinados productos alimentarios como el pescado.

Por eso, el hecho de poder controlarla de forma una sencilla será otro parámetro a tener muy en cuenta en el momento de elegir una vitrina expositora.

El entorno es importante

Debes recordar también que el entorno o incluso el clima de la localización en la que se encuentre tu equipo de refrigeración influye de forma también determinante en las condiciones de temperatura y humedad adecuadas para que un expositor realice de modo adecuado la tarea de conservación de alimentos que se le exige.

Nunca será el mismo mostrador para pescaderia el que se utilice en un establecimiento enclavado en una localidad de clima seco, como es Madrid, por ejemplo, que en una gran superficie en Alicante.

O un equipo en una ciudad donde no se producen alteraciones extremas en la temperatura que en ciudades en las que durante varios meses del año se superan ampliamente los 40° C.

Mantenimiento

Por último, debes ser muy riguroso con el mantenimiento de tus sistemas de refrigeración. Así evitarás el posible riesgo que supone perder todos los productos que guardes en un expositor.

De hecho, en el caso de algunos equipos es muy conveniente con cámaras adicionales en las que guardar los alimentos durante las horas en las que tu negocio está cerrado.

Nuestras vitrinas y mostradores de pescadería…

Están indicadas para exponer alimentos frescos en general, contando además con modelos especiales para la exposición a la vez de pescados y mariscos.

Diseño y materiales

Disponen de gran capacidad y visión panorámica.

Poseen un diseño atractivo para una mejor presentación del  pescado.

Hay modelos que presentan un fácil acceso a los alimentos debido a su doble apertura delantera y trasera para un mejor autoservicio.

Vienen construidas en acero inoxidable AISI-316 anticorrosivo para la especial exposición directa de pescados y mariscos sobre cama de hielo picado o en chapa de acero plastificada, tanto en exterior como en interior.

Pueden tener un carro acero inoxidable de carácter opcional.

Disponibles con 2 o 3 bandejas GN 1/1 x 65. (incluidas).

Poseen un plano de exposición hermético con una altura de 65 mm, con desagüe canalizado al exterior fabricado en acero inox. AISI-316 y protector frontal evaporador del mismo material.

Con paragolpes en la parte delantera, cristal frontal templado y abatible y estante de cristal intermedio no refrigerado.

Prestaciones

Su aislamiento es de poliuretano inyectado, con densidad de 40 Kg/m³ y cero efectos ODP y GWP.

Su sistema de evaporación es estático y con tratamiento EPOXY anti-corrosión de serie.

Llevan condensación ventilada y control electrónico de temperatura.

Utilizan descarche automático, opcional por resistencia eléctrica.

Su sistema de iluminación de última generación High Power Leds ofrece luz fría, vida ilimitada y mínimo consumo.

Catálogo de Vitrinas de Pescado en Hosteleria10

Este Catálogo agrupa la información disponible acerca de las Vitrinas de Pescado que se distribuyen en España, según la facilitan sus respectivos fabricantes.

La información contenida en este catálogo incluye productos, modelos y características técnicas. 

 

¿Quieres más información?

Además de las de pescado, podemos ofrecerte vitrinas de muchos otros tipos.

Probablemente puedas encontrar entre ellas la que mejor se ajusta a las exigencias de tu negocio de Hostelería.

Te invitamos a que pases a verlas:

Pregúntanos. Podemos ayudarte

Tenemos en nuestra tienda una cuidada selección de Vitrinas para Pescado  con la mejor relación calidad/precio.

Por eso ponemos un especial cuidado a la hora de buscar fabricantes y marcas de completa garantía, como Coreco, SAYL …

Eso sí, nuestro catálogo es amplio y no todo él está en nuestra tienda.

Escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos por teléfono al 91 161 03 04 si no encuentras lo que buscas o si quieres que te asesoremos.

Estaremos encantados de ayudarte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest