Inicio> Menaje > Vajillas de Vidrio
Cerrar

FILTROS

Marca



Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos

Vajillas de Vidrio

Las Vajillas de Vidrio más baratas ¡están aquí!

Vajillas de Vidrio templado para Hostelería

Ilustración con Vajillas de Vidrio

Las vajillas de vidrio son un clásico en las mesas de todas partes del mundo desde que se inventó la técnica del soplado.

Con los adelantos de la tecnología y las nuevas técnicas de fabricación se han conseguido vajillas de cristal con prestaciones semejantes a las de la porcelana.

Las vajillas de vidrio son modernas y se pueden someter a los más ricos diseños y decoraciones.

Es un tipo de menaje muy funcional.

Su nivel de deterioro es muy pequeño en el uso diario, permaneciendo casi inalterables durante toda su vida útil.

A causa de su escasa porosidad, el vidrio es un material considerablemente más higiénico la porcelana o la loza.

Su impermeabilidad aumenta su nivel de seguridad en materia de protección, sin interferir ni alterar el gusto, el olor o la composición del contenido.

El vidrio es reciclable, lo que lo convierte en un material ecológico.

Finalmente las vajillas de vidrio son muy económicas en comparación con las fabricadas en otros materiales..

En esta sección vas a encontrar una amplia gama de vajillas de vidrio en la que los modelos más clásicos y elegantes conviven otros más imaginativos y atrevidos en cuanto a diseños y colores.

Vajillas de vidrio fabricadas por las firmas más representativas y de mayor garantía y, como siempre, a los mejores precios del mercado

El vidrio

El vidrio es un material cerámico inorgánico duro, frágil, transparente y amorfo.

Aunque se puede encontrar de forma espontánea en la naturaleza, lo normal es que el vidrio haya sido producido por la mano del hombre.

Este mineral se obtiene a una temperatura de 1.300 - 1.500 °C, a partir de la combinación de arena de sílice (SiO2), carbonato de sodio (Na2CO3) y caliza (CaCO3).

Las características principales del vidrio son:

  • Transparencia.
  • Presión.
  • Resistencia al calor.
  • Resistencia química.
  • Resistencia a la flexión. La flexión es la medida que valora la  resistencia durante la deformación y que se determina por ensayos en la placa de vidrio.

En muchos países de habla hispana se utiliza con frecuencia el vocablo “cristal” como sinónimo de vidrio, aunque, desde un punto de vista científico, esto es incorrecto.

Vajillas de Porcelana
Vajillas de Acero Esmaltado
 

Historia del vidrio

Se dice que el vidrio viene del desierto.

Egipto y los primeros vidrios

Restos arqueológicos demuestran que el hombre empezó a fabricar vidrio en forma de esmaltes vitrificados.

Se han encontrado collares y restos de cerámica elaborados con fayenza, un tipo de loza fina, en tumbas del periodo predinástico de Egipto entre los años 3.500 y 3.200 a. C.. También restos de vasijas de vidrio pertenecientes al reinado de Tutmosis III (1.504 -1.450 a.C.).

Egipto producía un vidrio claro a base de sílice puro que los artesanos coloreaban de azul y verde. La fabricación del vidrio floreció allí y en Mesopotamia hasta el 1.200 a.C..

El escritor, científico y militar latino Plinio el Viejo (siglo I) cuenta en su Historia Natural que unos mercaderes que se dirigían hacia Egipto para vender natrón (carbonato de sodio), se detuvieron para cenar a orillas del río Belus, en Fenicia.

Como no había piedras para colocar sus ollas, usaron algunos trozos de natrón para calentar sus alimentos. Tras cenar, se fueron a dormir y a la mañana siguiente descubrieron asombrados que las piedras se habían fundido y habían reaccionado con la arena, convirtiéndose en un material duro y brillante: el vidrio.

La técnica del soplado y el vidrio moderno

En el siglo I a. C. se descubrió el procedimiento del vidrio soplado.

Fueron los romanos quienes dieron nombre al nuevo material: la coloración natural del vidrio era de color verde, en latín viride, o viridus. De ahí el nombre viridio o vidrio.

El vidrio en Oriente Próximo tuvo su auge entre los siglos VIII y XIV con las vasijas decoradas en altorrelieve con motivos animales y el vidrio incoloro de gran calidad. Mientras, en el norte de Europa y Gran Bretaña se extendía el vidrio del tipo Waldglas (en  alemán ‘vidrio del bosque’).

Hay que resaltar también los mosaicos de vidrio en la Europa mediterránea y las vidrieras del norte del continente, cuyos mosaicos se hacían con teselas de vidrio cortadas en bloques.

En documentos del siglo VI ya hay referencias a las vidrieras de iglesias, aunque las primeras que se conservan son del siglo XI. Las más apreciadas, de los siglos XIII y XIV, están en Francia e Inglaterra.

El cristal veneciano aparece en el siglo XV alrededor de la isla de Murano, dominando el mercado europeo hasta el año 1.700 con un vidrio sódico duro y refinado muy dúctil, conocido como “cristallo”, porque era muy parecido al cristal de roca.

También en Murano surgen estilos diferentes para lámparas de cristal, aunque fue la factoría de Nevers, en Francia, la que adquirió mayor fama durante el siglo XVII.

En 1612 aparece el libro El arte del vidrio de Antonio Neri, que difundía las técnicas venecianas. Además, los sopladores de vidrio venecianos comenzaron a instalarse en otros países europeos y cada país comenzó a desarrollar sus propias imitaciones.

En el siglo XVII surgen en Alemania e Inglaterra nuevos métodos para la fabricación de vidrio. Aparece el vidrio potásico, más grueso y más duro que el cristallo. Por su parte el inglés George Ravenscroft  inventa el vidrio de protóxido de plomo.

A mediados del siglo XVIII se logra el control satisfactorio de impurezas en el vidrio y en el XIX los avances tecnológicos de esta industria y su combinación con los métodos antiguos dan un nuevo esplendor al diseño y la fabricación del vidrio con la aparición del vidrio prensado decorado.

La tecnología mecánica unida a la investigación científica para la producción masiva comenzó a hacerse notar a finales de la Revolución Industrial con un desarrollo que se ha prolongado hasta nuestros días.

Tipos de vidrio

El vidrio se puede catalogar según su composición o según su aplicación.

Según su composición

Debido a la gran variedad de arcillas (arena silícea) que hay en el planeta, se pueden obtener varios tipos de vidrios diferentes:

Vidrio sódico-cálcico

Formado por sílice, sodio y calcio. Sin el calcio, el vidrio sería soluble en agua y no serviría para nada.

Es el vidrio que se usa normalmente para fabricar el cristal de las ventanas.

Vidrio de plomo

Su composición es a base de sílice, sodio y plomo.

Es mucho más denso, con un mayor poder de refracción y dispersión.

Es un vidrio que puede trabajarse a temperaturas más bajas y grabarse con facilidad.

Su usa como vidrio óptico para cámaras fotográficas, por ejemplo. 

Vidrio de borosilicato

Es el que suele utilizarse para fabricar utensilios de cocina o materiales de laboratorio.

Es un material muy resistente al calor y a los cambios de temperatura.

Puede utilizarse en el horno.

Vidrio de sílice

El vidrio más puro que existe, con un 96% de sílice.

Es el más duro y difícil de trabajar.

Se emplea para fabricar materiales que exigen una resistencia excepcional al calor: hornos, crisoles o filtros ultravioletas, entre otros productos.

Según su aplicación

En función de la aplicación a la que van destinados, los vidrios pueden ser:

Vidrio de seguridad o vidrio templado

Se trata, básicamente, de un vidrio monolítico sometido a un proceso de calentamiento y enfriamiento en un corto espacio de tiempo .

Este proceso hace que aumente notablemente su resistencia a las tensiones de carácter mecánico -flexión, choque...- y térmico –cambios de temperatura-, sin que se vean afectadas sus propiedades espectrofotométricas.

Es un producto de seguridad que ofrece de excelentes resultados en acristalamientos, mobiliario urbano, paneles informativo, pistas deportivas, entradas de edificios, suelos de cristal, vitrinas, mesas, puertas mamparas de ducha, barandillas de cristal, bandejas de frigorífico, protectores de vitrocerámicas y, por supuesto, vajillas de vidrio templado, como las que puedes encontrar en esta sección.

Vidrio blindado o vidrio antibalas

Este tipo de vidrio consiste en una superposición de láminas de vidrio y de plástico pegadas y prensadas que se someten a altas presiones y temperaturas.

El resultado final es un vidrio muy grueso y resistente a las balas.

Vidrio aislante

Este tipo de vidrios se utiliza tanto para aislamiento térmico como acústico.

También está formado por dos placas de vidrio, ligeramente separadas una de la otra para conseguir entre ellas espacios intermedios herméticos.

La capa de aire que queda entre ambas placas impide la transmisión de calor, frío o sonido.

Vajillas de Melamina
Vajillas de Policarbonato
 

La vajilla de vidrio

La composición del vidrio para vajillas suele ser de arena, óxido de plomo y potasa.

Hoy todos tenemos al recipiente de vidrio como un objeto de uso cotidiano, pero no siempre fue así.

Hay que remontarse hasta mediados del segundo milenio a.C. para encontrar los primeros vasos realizados con ese nuevo material que por aquel entonces servía fundamentalmente para imitar a otros más caros o lujosos.

Por ejemplo los recipientes egipcios se fabricaban en un vidrio de color azul que se inspiraba en lujosas piezas de lapislázuli, material tenido por semiprecioso.

Durante el primer milenio y con la aparición de nuevas técnicas, como el uso de moldes y, sobre todo, el modelado sobre una pre-forma, se generalizó su uso, al producirse a mayores cantidades y a mayor velocidad y, sobre todo, al abaratarse

En época del emperador Augusto se expande este tipo de artesanía gracias al descubrimiento del soplado.

Desde entonces la vajilla de vidrio ha convivido perfectamente en el tiempo con las fabricadas en otros tipos de materiales.

También ha sido permeable a asumir nuevas técnicas de fabricación y estilos decorativos, desarrollándose como servicio de mesa generalizado.

Las vajillas de vidrio pueden constituirse en series de auténtico lujo, pero también surtir producciones concebidas para una clientela de menor poder adquisitivo.

Diferencias entre el cristal y el vidrio

Aunque existe la convención aceptada de referirse al vidrio denominándolo cristal, las diferencias entre ambos materiales son patentes:

En el cristal componentes, átomos y moléculas están dispuestos conforme a un sistema ordenado siguiendo unas leyes perfectamente establecidas.

Esto da lugar a formas definidas con ejes y planos de simetría.

En el vidrio los componentes no están sujetos a reglas, sino que su disposición es completamente aleatoria.

Los cristales los crea la naturaleza, a menudo a partir de la cristalización de gases a presión en la pared interior de cavidades rocosas y se pueden encontrar en diferentes formas, como por ejemplo, el cuarzo.

El vidrio se manufactura a partir de la arena de sílice.

Hay, sin embargo, vidrios creados por la naturaleza, pero su formación se produce siguiendo procesos “naturales” de fundición.

Este sería el caso de la obsidiana, denominada también vidrio volcánico, que se forma por el calor generado en el interior de los volcanes, o las fulguritas, que son el resultado de la caída de un rayo en la arena.

Actualmente el vidrio se puede reciclar íntegramente; es decir, volver a fundir sin pérdida de cantidad o calidad. Eso no se puede hacer con el cristal.

A algunos vidrios se les añaden determinados metales, como el plomo, para que sus propiedades en cuanto a brillo, sonoridad y peso sean muy parecidas a las de los cristales. Es el caso de las vajillas de vidrio, que en muchos sitios son denominadas como “vajillas de cristal”.

En concreto la legislación española admite llamar cristales a los vidrios que incorporan en su composición al menos el 24% de óxido de plomo. Sin embargo, en rigor, siguen siendo vidrios.

Vajillas de Vidrio Opal

El opal es un material increíblemente resistente debido a su particular proceso de fabricación.

El vidrio opal es calentado a elevadas temperaturas y enfriado rápidamente a través de un proceso conocido como temple.

Este material destaca por su gran resistencia, lo que lo hace ideal para su uso diario y continuo y garantiza una prolongada vida a tu vajilla.

La vajilla de opal cuenta con grandes ventajas en cuanto a gestión de la temperatura y retención de calor.

Además es completamente apta para ser utilizada en el microondas y puede ser apilada de forma segura y efectiva.

Vajillas de Madera - Bambú
Miniaturas para Emplatar
 

Las ventajas del vidrio

En un mundo tan mediatizado por los avances tecnológicos y en los que aún no hay límites para la aparición de nuevos materiales, cada vez más gente vuelve a considerar el vidrio como uno de los materiales más útiles para muy diversos usos.

Su evidente condición de material económico y el ahorro que, consecuentemente, genera son elementos que juegan claramente a su favor.

Pero el vidrio aún posee más ventajas:

No modifica el sabor de los alimentos

Los alimentos envasados o en contacto con el vidrio preservan todo su sabor.

Debido a su condición de elemento inerte, el vidrio es completamente neutro al respecto y no traspasa ninguna sustancia a su contenido.

No requiere de aditivos ni productos químicos añadidos para proteger la frescura y el sabor de los alimentos y bebidas.

Sostenibilidad

El vidrio es un material completamente natural.

Está compuesto por tres ingredientes simples: arena, piedra caliza y carbonato de sodio.

Esto lo convierte en reciclable hasta el infinito, sin que pierda un ápice de sus propiedades.

El vidrio es estable, no descomponiéndose en sustancias químicas dañinas para la tierra o los océanos.

Además, el vidrio posee una huella de carbono inferior, si se lo compara con otros materiales.

Es un material saludable

El vidrio no es reactivo.

Puedes calentarlo con toda tranquilidad en el microondas.

Además, debido a su casi inexistente porosidad, el vidrio actúa como una barrera natural contra las bacterias.

No permite la entrada de oxígeno y eso hace que mantenga los alimentos y bebidas con sus vitaminas, minerales y demás beneficios naturales al máximo nivel.

Además es fácil de limpiar y esterilizar para poder volver a usarlo.

Catálogo de Vajillas de Vidrio en Hosteleria10

Este Catálogo agrupa la información disponible acerca de las Vajillas de Vidrio que se distribuyen en España, según la facilitan sus respectivos fabricantes.

La información contenida en este catálogo incluye productos, modelos y características técnicas. 

 

¿Quieres más información?

El material adecuado para su vajilla

Tenemos en la tienda vajillas de vidrio junto a otras muchas confeccionadas en distintos materiales.

Pásate por nuestras secciones.

Podrás encontrar entre ellas la vajilla más adecuada a tu negocio de Hostelería.

Pregúntanos. Podemos ayudarte

Hostelería10 te ofrece una amplia selección de vajillas de porcelana con una excelente relación calidad/precio.

Estas vajillas están fabricadas por marcas de garantía, como Bormioli Rocco, Fuentes Guerra, Miracor …

Es muy  posible que alguno de estos productor te ayude a rentabilizar aún más tu negocio.

De todos modos nuestro catálogo es amplio y no todo él está en nuestra tienda.

Escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos por teléfono al 91 161 03 04 si buscas algo y no lo encuentras.

Estamos encantados de ayudarte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest
Logotipo ConfianzaOnline

Hosteleria10.com · 91 161 03 04 · contacto@hosteleria10.com

Aviso Legal · Privacidad · Cookies · Configurar las Cookies · Contratación