Inicio> Mobiliario > Grandes Contenedores para Alimentos
Cerrar

FILTROS

Marca


Precio



Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos


Grandes Contenedores para Alimentos

Los Grandes Contenedores para Alimentos más baratos ¡están aquí!

Contenedores Plásticos de Alimentos para Hostelería

Ilustración con Grandes Contenedores para Alimentos

El contenedor de plástico es la solución más práctica y funcional para el almacenaje y el transporte de diversos tipos de alimentos, como las frutas, los vegetales, las carnes, los embutidos o los productos de panadería o pastelería.

Este tipo de contenedor puede transportarse fácilmente en carros, carretillas o transpaletas, facilitando su manipulación en la empresa.

Además son el mejor lugar para depositar graneles, accesorios o residuos de cocina.

Nuestros contenedores para alimentos están fabricados en materiales modernos y resistentes, aprovechan el espacio de forma óptima y simplifican la logística en el almacén.

Con ellos podrás tener a mano siempre que lo necesites aquellos alimentos que tengas en reserva en grandes cantidades.

Repasa nuestro catálogo de contenedores.

No los encontrarás a mejores precios.

Por qué conviene usar contenedores de plástico para alimentos

Frente a otras posibilidades de almacenamiento y transporte de comida, este sistema presenta una apreciable cantidad de puntos a favor:

Los contenedores plásticos para alimentos son fáciles de apilar y colocar.

Resaltan también por la facilidad con la que pueden ser izados o movidos mediante, carros, carretillas y transpaletas.

También es importante la opacidad de los materiales con los que están construidos con el fin de proteger de los efectos de la luz a su contenido.

 Esto es fundamental cuando se trata de determinadas mercancías, algunos  alimentos o productos para hospitales o farmacias.

Estos contenedores son de carácter reutilizable y poseen una larga vida de uso. Por ello contribuyen a una apreciable disminución de costes en tu negocio de Hostelería.

Puedes encontrar en el mercado desde modelos muy genéricos, con posibilidad de ser utilizados en los más diversos sectores, a otros de carácter más específicos, diseñados para una función específica, como es el caso de los contenedores de alimentos.

Clases de contenedores plásticos

En esta sección disponemos de una amplia gama de contenedores para alimentación diseñados para cumplir con todas tus necesidades o expectativas en el almacenaje o transporte de alimentos.

Estos contenedores pueden ser:

  • Equipados con ruedas o patines.
  • De estructura cerrada o rejados.
  • Con o sin puerta frontal abatible.
  • Fabricados en polietileno o material virgen de polipropileno.

Capacidad y dimensiones

La anchura de los contenedores disponibles en esta sección va de los 100 a los 120 cm.

La profundidad de los mismos va de los 64 a los 100 cm.

En cuanto a la altura, estos contenedores se mueven en un rango que va de los 35 a los 87 cm.

Su capacidad de almacenaje está establecida entre los 150 a los 680 litros

Cajas Plásticas para Alimentos
Contenedores Isotérmicos
 

Normativa legal para contenedores de plástico

Las normas que rigen la fabricación de contenedores de plástico cuya utilidad radica en estar en contacto con alimentos es muy clara al respecto.

El Reglamento 1935/2004, cuya publicación data del 27 de octubre de 2004, es el conjunto de reglas que establece el marco comunitario legislativo de requisitos generales aplicable a los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con los alimentos.

Por otra parte, el 21 de febrero de 2014 la Comisión Europea ponía en circulación la "Guía de interpretación del Reglamento (UE) Nº 10/2011 sobre materiales y objetos de plástico destinados a entrar en contacto con alimentos", que marca una serie de pautas de obligado cumplimiento:

  • Explicaciones sobre lo que cubre y no cubre el Reglamento sobre Plásticos
  • Definiciones de los términos relevantes en el contexto de objetos y materiales en contacto con alimentos
  • Categoría funcionales de aditivos y materiales poliméricos
  • Explicaciones sobre las sustancias incluidas en la Lista de la Unión
  • Las razones por las cuales unas sustancias están exentas de incluirse en la Lista de la Unión y las disposiciones aplicables para estas sustancias
  • Estado de biocidas en materiales y objetos de plástico en contacto con alimentos
  • Explicaciones sobre aditivos de uso dual y una lista indicativa de aditivos de uso dual
  • Explicaciones sobre disposiciones provisionales

Este conjunto de normas establece que, con el objetivo de controlar la aptitud de los materiales plásticos que se utilizan en el almacenamiento o transporte de alimentos, el fabricante está obligado a realizar una Declaración de Conformidad.

Esta es un documento en el que debe constar la información que exige el anexo V del reglamento citado y la satisfactoria conclusión de los ensayos de migración (migración global y migración específica de las sustancias autorizadas para la composición del envase).

Cuáles son las sustancias permitidas para la fabricación de este tipo de contenedores.

Los envases, cajas o contenedores que van a estar en contacto con alimentos pueden estar fabricados en cartón, papel o plástico.

Con relación a estos últimos, los plásticos con los que se fabrican contenedores y cajas de alimentos deben ser de:

  • PETE (Polietileno tereftalato)
  • HDPE (Polietileno de alta densidad)
  • LDPE (Polietileno de baja densidad)
  • PP (Polipropileno)

Además el fabricante debe, además, indicar en el envase el plástico utilizado y garantizar que este sea apto al cumplir la normativa de referencia.

Los límites de migración de los constituyentes del plástico a los alimentos.

Un envase, contenedor o caja para alimentos debe contribuir alargar la vida e, incluso, conservar las propiedades nutricionales, sabor y textura de dicho alimento.

Por ello y por motivos de salubridad, es fundamental evitar que el producto contenido se contamine a través de agentes externos como son los propios materiales en los que está fabricado el envase.

Una de las primeras precauciones que hay que tomar es la de impedir la migración o transferencia de sus componentes al alimento.

En determinados casos esta migración solo afecta a la simple alteración del sabor, el aspecto o el color de los alimentos. En otros casos, sin embargo, el riesgo es mayor, puesto que podría resultar perjudicial para el consumidor.

Por estas razones, es imprescindible que el profesional que hace uso de esos containers conozca, a través de las indicaciones impresas en él por el fabricante, cuáles son los materiales de los que está compuesto y si estos están o no permitidos por la ley.

Debes estar también seguro de que, en condiciones normales de uso, los contenedores de plástico que utilizas no van a transferir de ningún modo a los alimentos que transporta sus componentes en cantidades en las que puedan representar un peligro para la salud humana.

O provocar siquiera una alteración de sabor, textura, olor y color del producto.

Qué es el Bisfenol A

El bisfenol A (BPA) es un compuesto químico que se utiliza desde hace muchos años como componente esencial en la fabricación de policarbonato y resinas epoxi fenólicas.

Esta sustancia está totalmente autorizada actualmente para la fabricación de materiales plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos.

A este respecto, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) publicó en su momento un documento sobre el Bisfenol A que lo asevera.

En dicho documento se responde de forma categórica a las dudas más frecuentes sobre la utilización del BPA en elementos en contacto con alimentos  y los potenciales riesgos para la salud humana.

En febrero de 2018 se publicaba en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) una medida sobre bisfenol A que modifica el Reglamento (UE) Nº 10/2011.

Según lo dispuesto en esta medida, se establece un Límite de Migración Específica (LME) de 0,05 mg de bisfenol A por kg de alimento para los materiales y objetos plásticos, no debiendo el fabricante exceder nunca dicha cantidad.

Asimismo, además de esta limitación, no está permitida ningún tipo o cantidad de migración de BPA desde los barnices o recubrimientos aplicados a materiales y objetos destinados específicamente a entrar en contacto con alimentos para bebés y niños.

En los envases o recipientes de los siguientes productos la migración de Bifenol A debe ser cero:

  • Preparados para lactantes.
  • Preparados de continuación.
  • Alimentos elaborados a base de cereales.
  • Alimentos infantiles.
  • Alimentos para usos médicos especiales desarrollados para satisfacer las necesidades nutricionales de los lactantes y niños de corta edad.
  • Bebidas a base de leche y productos similares destinados específicamente a niños de corta edad.

Por otra parte, es conveniente resaltar que la mayor parte de los envases plásticos que se usan a diario son de PET (polietilentereftalato), PE (polietileno) y PP (polipropileno).

Más información

De hecho los contenedores de plástico para alimentos no llevan bisfenol como parte de su composición.

¿Buscas más soluciones en materia de almacenamiento y transporte de mercancías? Visita nuestra sección de Contenedores Isotérmicos.

Contenedores con una excelente relación calidad/precio

En Hostelería10 encontrarás la más nutrida selección de contenedores para alimentos de diversos fabricantes: Disset Odiseo, Plastipol… Una amplia oferta que cubre las necesidades de cualquier tipo de negocio.

Si tienes alguna duda o consulta o no encuentras lo que buscas, escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos al 91 161 03 04

Te informaremos y aconsejaremos sobre los modelos más convenientes para tu negocio.

Estaremos encantados de atenderte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest
Al navegar por Hostelería10, aceptas nuestra Política de Cookies, que utilizamos para ofrecerte un mejor servicio.
Cerrar