Inicio> Cocina Industrial > Cocinas de Inducción
Cerrar

FILTROS

Series




Marca







Precio








Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos

Cocinas de Inducción

Las Cocinas de Inducción más baratas ¡están aquí!

Placas de Inducción para Cocinas de Hostelería

Ilustración con Cocinas de Inducción

Al igual que las vitrocerámicas, las cocinas de inducción presentan una superficie de cristal cerámico liso, pueden regular el calor que dan mediante un botón y se alimentan de energía eléctrica.

Las cocinas por inducción, en cambio, se diferencian de las vitrocerámicas en que funcionan con un potente imán estimulado eléctricamente para crear un campo magnético. Este campo genera el calor en la superficie de metal que se encuentra situada encima el imán.

Con las placas para cocina de inducción podrás preparar tus platos a mayor velocidad.

Además, al actuar solo en las superficies a calentar, ahorrarás energía y podrás controlar la temperatura de cocción con mayor precisión que en las cocinas eléctricas convencionales.

En esta sección hemos organizado para ti una útil selección de placas, cocinas y woks de inducción para restaurantes, bares, cafeterías y otros negocios de Hostelería.

Algunas de estas cocinas o placas pertenecen a un sistema modular y pueden armonizar con otras máquinas de cocina profesional, como planchas, freidoras, baños María, etc…, con el consiguiente ahorro de espacio en tu cocina.

Cocinas de Inducción fabricadas por marcas especialistas en la mejor maquinaria para la cocina profesional y, como siempre, a los mejores precios que vas a poder encontrar en el mercado.

Cómo funciona una placa de inducción

La cocina por inducción es un tipo de cocina cercano a la vitrocerámica en el que el calor se genera directamente en el recipiente, en lugar de hacerlo en la propia placa y transmitirse por contacto directo al mismo.

Su funcionamiento se realiza a través de potentes imanes estimulados eléctricamente. Estos crean un campo electromagnético que genera mucho calor. Este método no tiene nada que ver con el de las cocinas eléctricas convencionales, que generan el calor mediante el calentamiento de resistencias.

Dicho de otra forma, es un sistema que crea calor mediante el contacto del metal con un campo electromagnético.

Para poder cocinar con este tipo de cocinas es imprescindible hacerlo con utensilios específicos que tienen composición de material ferromagnético en su base, con el objeto de que puedan magnetizarse.

Lógicamente, del uso en las cocinas de inducción quedan excluidas las piezas o recipientes a base de cerámica, vidrio, cobre o aluminio. Estos recipientes si pueden usarse con total normalidad en otros sistemas más tradicionales.

Bajo la placa de la inducción hay instaladas una serie de bobinas de cobre e imanes con los que se crea un campo magnético alternante que imanta el material ferromagnético del recipiente en el que se va a cocinar.

Al contacto con este, el campo magnético induce un campo eléctrico en dicho recipiente. Este campo eléctrico inducido es el que provoca que el recipiente libere energía en forma de calor, como puedes ver en la siguiente imagen.

Los principios de física aplicados a la consecución de este efecto son:

  • Ley de Faraday: Si un circuito magnético es inducido por un voltaje variable, produce un flujo magnético variable que atraviesa el núcleo ferromagnético provocando una tensión inducida o fuerza electromotriz.
  • Efecto Joule: Si en un conductor circula corriente eléctrica, parte de la energía cinética de los electrones se transforma en calor debido a los choques que sufren en el material conductor por el que circulan.
Cocinas - Fogones
Freidoras Industriales
 

Las primeras planchas para cocina de inducción

La aplicación de los primeros conceptos de la cocina de inducción se remonta a principios del siglo XX.

En los años 50's la división de frigoríficos de la firma General Motors organizó una demostración itinerante de cocinas a lo largo de los Estados Unidos. El fenómeno de la inducción se mostraba al público calentando un cazo y situando al mismo tiempo un trozo de papel de periódico entre aquellas primitivas placas de inducción y el cazo, con el objeto de mostrar que el papel no se quemaba. Aquel prototipo, en cambio, nunca llegó a la fase de producción definitiva.

El primer modelo de cocina de inducción se comercializó en 1973 de la mano de la Westinghouse Electric Corporation y al elevado precio de 1.500 dólares/unidad.

El diseño realizado por Ray Mackenzie solucionaba los problemas de sobrecarga que diversas compañías trataban para lograr introducir este tipo de cocinas en el mercado.

Sin embargo, al sistema de la inducción aún le quedaba largo camino por recorrer antes de convertirse en una opción eficaz para las cocinas de todo el mundo.

Diversas patentes fueron solucionando problemas relacionados con sobrecalentamientos, la radiación de los campos electromagnéticos o la detección de los recipientes en los que se cocinaba.

Finalmente, en 1999 llegó al mercado el primer modelo compacto que integraba la electrónica en la zona de cocción de la mano del fabricante Balay –BSH-.

Ventajas y desventajas

Recientemente implantadas en el ámbito profesional, aunque aún lejos del estándar de las máquinas a gas para cocina de producción masiva, las cocinas de inducción industrial plantean una serie de ventajas e inconvenientes que debes contemplar antes de decidirte por un determinado modelo:

A favor

  • Calientan con mayor rapidez: De hecho  pueden llegar a calentarse el doble de rápido que los modelos de vitrocerámica. Esto supone un enorme beneficio en el modo de organizar la preparación de determinados tipos de alimentos y un notable ahorro de tiempo en el proceso
  • La placa se enfría también de manera más rápida: Debido a la carencia de inercia, estas cocinas se enfrían con mucha mayor rapidez que las de cualquier otro tipo, con lo que se facilita la limpieza inmediata de la placa y se evitan posibles quemaduras.
  • Notable ahorro energético: Al actuar solo a través de la superficie metálica situada sobre el imán, no se producen apenas pérdidas de calor. Se calcula que este ahorro de energía puede llegar a ser hasta del 50% con respecto a las vitrocerámicas tradicionales. Esto, a la larga, es mucho ahorro.
  • Garantizan una mayor seguridad: Al calentar solamente el recipiente dispuesto encima, se elimina la posibilidad de que cualquier suciedad o resto que quedara entre la superficie y el recipiente se pueda quemar. De este modo, el riesgo de provocar un incendio se ve enormemente reducido.
    Además, hay ya en la actualidad muchos modelos que incorporan un detector de calor cuya utilidad es cortar la electricidad si hubiera riesgo de incendio.
  • Fácil limpieza: Al contrario que en las cocinas a gas o las eléctricas mediante resistencia, la placa de inducción se limpia con mucha facilidad, habiendo hoy en el mercado gran cantidad de productos para esta utilidad específica.
  • Una vida útil más larga: Pese a que se dediquen a un uso intensivo, el deterioro que sufre este tipo de cocinas es menor, conservándose durante más tiempo y en un mejor estado.

En contra

  • Son algo más caras que las placas de vitrocerámica habituales: Es importante que realices un cálculo previo para ver si te si compensa la inversión. respecto a la cantidad de energía que puedes ahorrar con ella.
  • Necesitan de un menaje particular con material ferromagnético: Por tanto, no vas a poder usar en ella ollas de barro, recipientes de aluminio y similares. Esto puede suponer un determinado coste añadido, además de suponer un pequeño obstáculo para aquellos que les gusta cocinar de manera tradicional algunos platos.
  • La exposición a campos magnéticos aconseja cocinar alejado de la placa en la medida de lo posible: Aunque los modelos respetan la normativa acerca de las emisiones permitidas a una distancia superior a 30 cm, el cocinero muchas veces ha de acercarse más.
    Esta es también la razón por la que, cuando se usa una de estas placas con dos filas de fuegos, se recomienda emplear siempre el más alejado. En particular, se recomienda extremar precauciones a personas con marcapasos instalado, niños pequeños y mujeres embarazadas.
  • Cuentan con un importante sistema electrónico en su interior, dedicado fundamentalmente al control de las funciones de la placa. Es muy importante mantener una buena refrigeración interna para evitar que estos componentes se dañen con el uso y el exceso de calor habitual en una cocina.
  • Dependen al 100% de la red eléctrica.
Planchas de Cocina para Hostelería
Fry Top
 

Tipos y opciones

Aunque las cocinas a gas siguen siendo la primera elección en todo tipo de cocinas profesionales, la cocina por inducción y sus evidentes ventajas sobre la eléctrica y vitrocerámica la convierten en una opción cada vez más a tener en cuenta.

Las opciones disponibles para cocinas profesionales de inducción se concretan en cuatro tipos de productos:

  • Placas de sobremesa.
  • Placa de pie.
  • Wok.
  • Placas encastrables.

Las 3 Cocinas de Inducción más vendidas

Placa de Inducción Lacor Profesional 69132

title=

Fondo 44 cm.

Placa de sobremesa y 13 niveles de potencia.

Potencia 3.5 kW.

Ø Cocción 28 cm.

Precio 280,40 € (+ IVA).

Placa de Inducción Lacor 69033

title=

Cocina 51 cm de Fondo.

Placa de sobremesa y 8 niveles de potencia.

Potencia 3.1 kW.

Ø Cocción 16-20 cm.

Precio 298,50 € (+ IVA).

Placa de Inducción Buffalo CE208

title=

Fondo 33 cm.

Placa de sobremesa en acero inoxidable, equipado con desconexión automática.

Potencia 3 kW.

Ø Cocción 12 cm.

Precio 171,70 € (+ IVA).


Catálogo de Cocinas de Inducción en Hosteleria10

Este Catálogo agrupa la información disponible sobre las cocinas de inducción que se distribuyen en España, según viene facilitada por sus respectivos fabricantes.

La información contenida en este catálogo incluye productos, modelos y características técnicas. 

 

¿Quieres saber más?

Además de cocinas de inducción, podemos ofrecerte una gran variedad de máquinas concebidas para la cocina de los más variados negocios de Hostelería.

Visita nuestras secciones y tal vez puedas encontrar en ellas la más adecuada cubrir tus necesidades:

Consúltanos, podemos ayudarte

Nos esforzamos para tener en nuestra tienda Cocinas de Inducción con una excelente relación calidad/precio.

También seleccionamos con sumo cuidado fabricantes y marcas, como Bertos, Buffalo, Edenox, Jemi, Lacor, Masamar, Vollrath, Zinco…

Esperamos, por ello, que nuestra oferta sea capaz de cubrir las exigencias de tu negocio de Hostelería.

Aunque nuestro catálogo es amplio y no está todo él en nuestra tienda.

Si no encuentras la cocina de inducción que buscas, escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos por teléfono al 91 161 03 04.

Estamos a tu entera disposición.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest