Blog Hostelería
·  Claves del Ahorro y la Optimización
Volver
Foto del artículo

5 claves para elegir la máquina de zumo adecuada

Según últimos estudios de la European Fruit Juice Association (AIJN), España ocupa el 10% del mercado europeo de zumos y néctares con un consumo total de 941 millones de litros y una media de 20,3 litros por persona y año. Este hecho nos convierte en uno de los principales países consumidores de zumos de la Unión Europea por detrás de Alemania y Finlandia.

De esta producción, el 78 % se comercializa a través del canal Alimentación, el 13% a través del canal Horeca (Hostelería) y el 8% a través del canal Impulso (máquinas de “vending”).

Entre las preferencias de los españoles, el zumo de naranja se posiciona como el rey abarcando el 30% del consumo. Seguido de este encontramos el de piña y melocotón con un 18% y finalmente los jugos multifrutas que gozan de un 15% del consumo total.

Después de conocer estos datos, no es de extrañar que sea una bebida imprescindible en cafeterías y bares. Por lo que si estás pensando en darle un toque de color a tu negocio con diferentes y divertidas combinaciones de frutas y verduras, toma nota de estos cinco puntos que pueden ayudarte a elegir la máquina que más se adapte a tus necesidades.

¿Qué tipo de zumo quieres ofrecer a tus clientes?

Las licuadoras son un aliado perfecto para hacer combinaciones de frutas y verduras que no podrás hacer en otro tipo de máquina. Suelen ser máquinas bastante compactas, por lo que podrás colocar una licuadora en cualquier rincón de tu negocio.

Más habituales en bares y cafeterías son las máquinas de zumo, también conocidas como zumeras. Son máquinas de dimensiones muy variadas, según su funcionamiento y su nivel de producción, en las que el exprimido se reduce prácticamente a cítricos.

¿Cuál es el consumo diario de zumo en tu negocio?

El mercado ofrece diferentes tipos de máquinas de zumo para consumo moderado, medio o alto. En función de la producción diaria de zumo que tenga nuestro negocio o el tipo de zumos que ofrezcamos a nuestros clientes, debemos elegir un modelo u otro.

No existe un criterio común por parte de los fabricantes a la hora de establecer la capacidad de producción de sus máquinas. Algunos hablan de fruta por minuto, otros de piezas por hora y también hay quien habla simplemente de litros. De una manera u otra, este dato te orientará para adquirir la máquina que necesitas.

¿Máquina de zumo automática o manual?

Automáticas: Son perfectas para utilizar en negocios como áreas de autoservicio, buffets, caterings, grandes superficies, supermercados, self services, hoteles o establecimientos de restauración tradicional. Estas exprimidoras presentan un rango de producción, según modelos, desde 6,5 frutas por minuto hasta 40 naranjas por minuto. Especialmente indicadas para negocios de hostelería con un alto nivel de producción de zumos que además deben exprimirse y servirse con la mayor rapidez.

Manuales: Son de menor tamaño y poseen una menor capacidad de producción. Resultan adecuadas para cafeterías, bares y restaurantes, establecimientos en los que el consumo de zumos no es continuo. Pueden ser de palanca o de presión manual y, dado que no disponen de cesta, requieren que una persona introduzca las piezas de fruta una a una. Los modelos de mayor capacidad pueden alcanzar las 200 naranjas/hora y/o 50 litros/hora. En esta clase de máquinas de zumo los fabricantes destacan las revoluciones por minuto que alcanzan al exprimir. Desde  900 rpm hasta 1.600 rpm, aunque en los modelos más potentes la referencia son los litros por minuto.

Sistemas de seguridad incorporados

Tan importante es la capacidad de producción que tenga la máquina como los mecanismos de seguridad que disponga. Los más utilizados por los fabricantes son los detectores magnéticos y el contra bloqueo de motor.

Un ejemplo de ello son las máquinas de la marca Zummex que incorporan, según modelos, de 3 a 5 detectores magnéticos. Algunos de ellos se instalan en el panel de mandos, que en caso de urgencia paran la máquina rápidamente. Otros se encuentran en las tarjetas de calibración e incluso en los rodillos, por si un objeto extraño entrara en la máquina.

El contra bloqueo del motor, es el sistema que protege al motor de sobreesfuerzos, si este mecanismo detectara una fuerza mayor en el proceso de exprimido, el motor se pararía automáticamente.

Dimensiones de las copas de la fruta

Antes de realizar la compra de una máquina es necesario conocer el tipo de zumos que vamos a ofrecer a nuestros clientes y los alimentos que vamos a utilizar.

Son los propios fabricantes son los que especifican que frutas y verduras  se pueden introducir en sus máquinas, o en su defecto el diámetro de su copa.

Por ejemplo, el exprimidor Z40 Self Service de Zummo, una máquina profesional para locales con un elevado consumo de zumo, admite medidas de copa mediana desde 53 a 76 mm de diámetro. En este caso, además de naranjas, aceptará otros cítricos como limones, limas, mandarinas, pomelos y granadas.

Limpieza de la máquina

La facilidad de limpieza es otro de los puntos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una máquina u otra. El tiempo es oro, y en el sector hostelero con un ritmo de trabajo frenético significa mucho más.

El material estrella es el acero inoxidable. Su alta resistencia a la corrosión, sus propiedades higiénicas y sus características estéticas hacen del acero inoxidable un material ideal para su utilización en mobiliario y equipamiento en Hostelería.


Categoría: Maquinas y Equipo

 

 

Logo de Hosteleria10

© El Blog de Hosteleria10.com ha sido diseñado por Toma10 | Visite también Cajas10.com y Climatizacion10.com

Para contactar con Hosteleria10: 91 161 03 04 o contacto@hosteleria10.com

Al navegar por Hosteleria10, acepta nuestra Política de Cookies, que utilizamos para ofrecerle un mejor servicio.
Cerrar