Inicio> Maquinaria de Hostelería > Molinos de Café
Cerrar

FILTROS

Tipo de Muela


Dosificador



Marca



Precio




Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos

Molinos de Café

Los Molinos de Café más baratos ¡están aquí!
¿Piensas comprar? Algunos consejos [+]
¿Piensas comprar? Algunos consejos []
  1. Ten en cuenta el uso que le vas a dar al molino de café, porque de este uso dependerá su muela. Para un uso intensivo, los molinos con muela cónica son los más indicados.
  2. La muela plana es la más adecuada para bajas producciones de café. Si trabajas en un bar o restaurante, un modelo con muela plana es más que suficiente para satisfacer las necesidades de tus clientes.
  3. Cuanta más potencia tenga el molino de café, más fino será el resultado de la molienda. Por ello, una máquina potente, aunque requiere una inversión mayor, es idónea para realizar espressos.
  4. Si en tu negocio elaboras cantidades generosas de café, utiliza un molino con dosificador. El dosificador aprovecha mejor el café, ya que proporciona la dosis exacta que necesitas para tus elaboraciones.
  5. Los molinos de café con dosificador se colapsan menos, pero es recomendable que se limpien cada 24 ó 48 horas para evitar que cada elaboración se mezcle con los restos de moliendas anteriores.
  6. Los molinos sin dosificador evitan que se queden viejos granos de café almacenados en la tolva. Así, se altera menos el resultado del café molido, que conservará un sabor más puro.

Molinillos de Café Profesionales

Ilustración con Molinos de Café

Cuando se trata de preparar un buen café, la calidad de la molienda es, sin lugar a dudas, el primer factor a tener en cuenta. Consecuentemente, los molinos de café juegan un papel tan esencial en la Hostelería como el de las máquinas cafeteras.

La relación entre aroma, sabor y cantidad de nutrientes que se añaden al agua caliente en la elaboración del café y la heterogeneidad, el tamaño y el grosor del polvo resultante al moler el café es muy estrecha.

Los profesionales recomiendan preparar el café cuando este está recién molido, porque en esos momentos es cuando la materia prima se encuentra en mejores condiciones de conservar todas y cada una de sus propiedades y características.

Por el contrario, si esperas un tiempo después de que el café esté ya triturado para hacer el café, la misma materia prima irá perdiendo su aroma y sabor.

Hoy por hoy una gran variedad de negocios de hostelería –bares, restaurantes, cafeterías, kioskos, colectividades, caterings, eventos, etc…- cifran gran parte de su éxito y prestigio en la calidad del café que sirven a sus clientes.

En esta sección puedes disfrutar de una útil selección de molinillos de café. Molinos de diferentes tamaños, capacidades, especificaciones técnicas y niveles de desarrollo tecnológico, diseñados para cubrir las exigencias de cualquier negocio de Hostelería que quiera destacar en la preparación de un buen café.

Molinos de café industriales fabricados por las marcas con mayor nivel de especialización y garantía de calidad y, como siempre, a los mejores precios que vas a encontrar en el mercado.

La Molienda

La molienda es el proceso de reducir el grano de café tostado a polvo. Para realizarlo se precisa un molino o molinillo.

Este proceso consiste en la obtención de partículas de café de un menor tamaño al de los granos con el objetivo de incrementar la superficie de contacto del café con el agua a hervir.

El grosor de los granos una vez molidos es fundamental para la elaboración de la bebida.

Este dato ya era conocido e importante para los primeros usuarios del café de la historia, quienes utilizaban morteros para poder moler los granos tostados.

Más tarde se adaptó el sistema de molino romano, que consistía en dos piedras talladas en forma de reloj de arena ajustadas a una pieza de molienda en forma de cono.

En Turquía, en el siglo XV, empezaron a adaptarse las picadoras de especias manuales para la labor de moler el café. Estas picadoras eran una especie de molinillo de cuatro patas con un cilindro de cobre o latón, equipado en su parte superior de una manivela plegable. Dicha manivela accionaba un eje vertical interno unido a una tuerca estriada, que era la que molía los granos de café sobre un cuenco.

Con la llegada del café a Europa en el siglo XVI surgió la necesidad de crear una herramienta específica paras moler los granos cómoda y rápidamente.

En Francia se idearon unos modelos de precisión destinados a las cocinas de la nobleza.
Aquellos prototipos fueron bautizados como “Luis XIV” y constaban de un cuerpo tallado en una pieza de madera de nogal. Esta característica les haría ser conocidos popularmente como “monoxyle”, igual que las canoas o botes hechos de una sola pieza de madera..

A mediados del siglo XVIII el consumo de café se generaliza y nacen los molinillos de embudo. El más popular es el llamado “reloj de arena”, compuesto por dos conos situados sobre patas y unidos por un sistema de fijación al que se añadía un cajón para almacenar el café molido.

En esta misma época Thomas Bruff registraba la primera patente de molinillo en Estados Unidos.

Con el proceso de industrialización del siglo XIX aparecía el molino cúbico, cuyo mayor exponente fue el llamado modelo Peugeot, que vio la luz en Francia en 1840.

Este molinillo de madera constaba de una palanca ubicada en la parte superior con la que se hacía girar un conjunto de engranajes para moler el grano. Una vez molido, este caía en forma de polvo en un cajón situado en la parte baja.

De aquel modelo Peugeot se realizaron más de 50 variaciones, ampliamente comercializadas hasta los años 60 del siglo pasado y que han servido como base para muchos otros modelos desarrollados en Europa y América.

Sin embargo y a pesar del flamante invento del molinillo eléctrico, el molinillo de café vivió un periodo de decadencia a partir de la segunda mitad del siglo en beneficio del café comercializado ya molido.

Hoy en día muchos de los grandes especialistas en la preparación de café han recuperado el sistema más tradicional de moler el café con el objetivo de tratar cada tipo de grano de la forma más adecuada en función de sus características y propiedades particulares.

Mesas Cafeteras
Máquinas de Café
 

Tipos de Molienda

Los profesionales establecen tres categorías en el proceso de la molienda: fina, media y gruesa.

Para poder distinguir qué tipo de molienda se ha practicado en un determinado tipo de café, solo hay que sujetar una pizca de café molido entre el dedo índice y el pulgar, frotándolo suavemente.

En caso de que la molienda sea fina, el café se quedará fácilmente pegado a la yema de los dedos y los dejará manchados.

Si la molienda es del tipo medio, el café manchará ligeramente las yemas de los dedos, pero no se quedara pegado a estas.

Cuando la molienda es gruesa el café no se queda pegado en los dedos y estos quedan limpios.

¿Qué tipo de molienda te conviene más?

Esto siempre dependerá de la forma en la que tengas pensado preparar tu café.

En virtud a este criterio, aún podrás afinar un poco más tu proceso de molienda de café, estableciendo hasta cinco categorías diferenciadas a la hora de moler el café:

Molienda gruesa

Recomendada para cafés preparados en cafeteras como la prensa francesa o la cafetera italiana. Este se debe a que la malla de filtrado de que disponen estas cafeteras solo puede retener partículas de café molido en grueso.

Si pruebas a poner café molido en fino en ellas, verás cómo aparecen en el fondo de tu taza  posos indeseados.

Molienda medio-gruesa

Indicada para la cafetera del tipo Cona o de vacío o el café hecho en un percolador –cafetera del tipo olla. Estas máquinas piden un café molido a medio camino entre el granulado más grueso y la molienda de tipo medio.

Molienda media

Este tipo de molienda facilita un mayor contacto del café con el agua, pero sin la necesidad de acortar el tiempo de extracción.

Es la más adecuada si vas a usar cafeteras de filtro superior Chemex.

Molienda fina

Los especialistas en café la consideran la más conveniente para la preparación del espresso.

Este tipo de molienda permite que el agua entre en contacto con la mayor parte de café posible. De este modo la extracción se puede realizar rápidamente.

Molienda extra-fina

El café tiene la textura del talco.

Usualmente se emplea en la elaboración de cafés turcos, que requieren de un granulado extremadamente fino para poder disolverse.

Valoración de molienda y tipos de cafés

Mayoritariamente el café espresso italiano está reconocido internacionalmente como la mejor técnica para sacarle partido al café molido, debido a la excelencia conseguida en aromas, olores y sabores.

Este modo italiano de hacer café se ha impuesto en todo mundo, convirtiéndose, incluso, en uno de los indicadores para poder medir el nivel de aumento de la calidad de vida en los países en desarrollo.

Para hacer un buen café espresso se requieren siempre una molienda fina, equipos especiales, como máquinas de café específicas, así como una determinada técnica de preparación.

Los cafés sometidos a una molienda extrafina se corresponden con la elaboración del café turco y su uso prolifera en las zonas de Grecia y los Balcanes.

La molienda media fina encuentra su máxima expresión el denominado café Moka, otra típica tradición italiana y de otros países latinos.

Los cafés extraídos a base de una molienda de los tipos medio y grueso son los más apreciados en el norte de Europa, así como en Estados Unidos.

Tipos de molinillos de café

Estas son las diferentes variantes en cuanto a molinillos de café:

Molinillos de cuchilla

Funcionan mediante una cuchilla giratoria que va cortando los granos de café en pequeñas porciones.

El grosor de la molienda se controla mediante el tiempo de uso: cuanto más tiempo esté el molinillo en funcionamiento, mayor va a ser el grado de molienda y, por consiguiente, más fino será el café molido.

Estos moledores de café en grano son muy baratos y accesibles.

El único inconveniente es que la molienda resulta poco uniforme, pudiendo quedar partes más grandes en el café molido final que no favorecerían una correcta extracción.

Hay que usarlos con cuidado para evitar que las cuchillas se calienten en demasía y afecten, así, el sabor del café.

Son molinillos especialmente indicados para el café de filtro, las especias, los frutos secos y las semillas

Molinillos de muelas eléctricos

Este molinillo consta de dos muelas: una fija y otra que gira. En lugar de cortar los granos de café, el molino los va prensando y deshaciendo de un modo uniforme.

Estos molinillos hacen que la molienda sea más precisa y consistente.

Las dos ventajas de este tipo de molinillos de café eléctricos son la extrema precisión y el control que se puede efectuar sobre todo el proceso de molienda, ya que ambas permiten determinar con exactitud el grosor del grano molido.

Además, se calientan en menor medida que los molinos de cuchillas.

A cambio hay que tener en cuenta su precio y también su tamaño, dato este último por el que pueden consumir más energía que los molinillos de cuchillas.

También hay molinillos de muelas manuales con el mismo principio de funcionamiento. Estos operan mediante la acción de hacer girar una manivela.

Tipos de molinillos de muelas

Dentro de los molinillos de muelas podemos encontrar dos tipos distintos en función de la forma de las muelas que deshacen los granos:

Muelas o fresas cónicas

Este tipo de molinillos son más precisos, ya que el ángulo de corte puede ajustarse por grados, además de moler los granos de café con mayor rapidez.

Están diseñadas para un alto consumo.

Los molinillos de café que trabajan con estas fresas lo hacen en un rango de 400/700 rpm / min con el fin de evitar el calentamiento de la molienda debido al alto consumo.

Es necesario cambiar este tipo de muelas alrededor de los 750 o 1.000 kg de café molido.

Muelas o fresas planas

Constan de un disco plano equipado de una serie de dientes dispuestos paralelamente contra la parte inferior, de manera que utilizan la fuerza centrífuga para propulsar los granos de café hacia los dientes.

Para ajustar el grado de molienda se mueven los discos: o bien se juntan para obtener un café molido más fino o se separan para que el café resultante sea más grueso

Se emplean cuando el consumo es más bajo. Se sustituyen habitualmente entre los 300 y 400 kg.

Trabajan con 900/1400 rpm / min, con lo que el calentamiento es mayor.

Se recomienda su sustitución después de haber molido entre 250 y 600 kg de café.

La duración de la vida útil de las fresas  del molino dependerán asimismo de la calidad del material del que están hechas, la precisión de la molienda y el tipo de tratamiento térmico al que se las somete.

Otros factores que hay que tener en cuenta son que el roce de las fresas con los granos de café produce calor y que el contenido de grasa en el café se va adhiriendo a los dientes aumentando el roce y con él la temperatura y variando la cualidad y calidad de la granularidad.

También es importante el hecho de la temperatura del molino no supere los 50 ° C máximo durante la molienda, porque podrían evaporarse los aromas antes de la extracción, con el riesgo consiguiente de “quemar” el café.

Material de las muelas

El material del que están hechas las muelas también cuenta, porque, si se calientan mucho, podría afectar directamente al mantenimiento del molino de café y al sabor final de la bebida:

Las muelas están hechas de:

  • Acero inoxidable: Este material es un buen conductor térmico, lo que significa que las muelas van a calentarse y enfriarse rápidamente. Sin embargo, hay que tener cuidado de que no se calienten con excesiva rapidez para que este calor no afecte negativamente al sabor del café molido.

    Las muelas de acero inoxidable son más resistentes, más fáciles de cambiar y más baratas.

  • Cerámica: Tienen menos conductividad térmica, por lo que necesitarán más tiempo para calentarse y enfriarse.

    Aunque son más caras, tienen una vida más larga pero también son más frágiles, lo que puede ser algún problema en caso de que se cuele una pequeña piedra en la tolva.

Medir el grosor de la molienda

La mayoría de los molinillos de muelas establecen dos métodos para medir el grosor de la molienda y poder adaptarse así a las distintas recetas:

  • Modo manual: Consiste en determinar de manera milimétrica la separación entre las dos muelas, inferior y superior. Esto exige un gran dominio del proceso de molienda y del molinillo de café.
  • A escalas predefinidas: El molino incluye de serie una escala de grados predeterminados que contribuyen a determinar de forma precisa el tipo de molienda que vas a realizar .

La velocidad del motor del molinillo

Este es otro de los aspectos a tomar en consideración. Los moledores de café pueden ser:

  • De alta velocidad: Son los modelos más económicos y suelen pertenecer a la categoría de los molinillos de cuchillas.

    Se calientan muy rápido por lo que es recomendable moler con ellos los granos en pequeñas dosis.

    Tienen una vida útil más breve, por lo que no resultan convenientes para uso profesional.
  • De alta velocidad con marcha reducida: Aunque estos molinos dispongan de velocidades rápidas, pueden usarse durante más tiempo.

    La caja de engranajes utiliza la velocidad del motor y la reducción de marchas para equilibrar la rapidez.

    Son aparatos más silenciosos y los granos están menos expuestos al calor.

    Son más caros.
  • Baja velocidad con manejo directo: Son los más indicados para un uso profesional con una gran producción de café molido.

    Están equipados con motores de alta precisión y baja velocidad.

    Apenas traspasan calor al grano molido, son lo que casi no influyen en su sabor.

    También son silenciosos y tienen una larga vida útil.
Accesorios de Café
Chocolateras
 

Motivos para escoger un buen molino para café

Si tu intención es en envasarlo después de molerlo, recuerda que el café recién molido libera ciertos gases no recomendables para su envasado inmediato. Debes esperar un tiempo, aunque se perderán muchas de las propiedades con las que contaban los granos originales.

Es por eso por lo que todo el mundo recomienda que, para obtener el mejor café, procedas a moler el café justo antes de prepararlo.

Un molinillo profesional en tu negocio es muy conveniente por los siguientes motivos:

Lograrás un café molido de mejor calidad

Cuando acabas de moler el café, obtienes los mejores sabor y aroma de los granos de café frescos.

Esto te va a permitir servir tus bebidas siempre en perfectas condiciones independientemente de las condiciones o de la antigüedad de los granos.

Puedes conseguir el grado de molienda adecuado

Cada tipo de café requiere un grado de molienda distinto en función del proceso de infusión, el tipo de café y la receta.

Con el molinillo de café podrás ajustar siempre el grado de molienda a tus necesidades.

La extracción

El grado de molienda, según el tipo de café, es fundamental para la extracción durante el infusionado.

Un grano molido en exceso impedirá que el agua penetre y se filtre correctamente. Esto hará que el café salga demasiado amargo.

Por el contrario, un grano poco molido permitirá que el agua filtre a velocidad excesiva, con lo que impedirá la posibilidad de extraer todas las cualidades que poseen los granos de café.

El mismo café para distintas recetas

En el caso de que abordes distintos métodos de preparación de café, si tienes tu propio molinillo no será necesario que compres café ya molido para cada uno de ellos, sino podrás molerlo tú mismo en función de cada receta.

Cómo elegir un molinillo de café profesional

A la hora de decidirte entre un tipo o modelo de máquina de moler café u otro, ten en cuenta esta serie de detalles:

Potencia

Los molinos de café de una potencia superior te permitirán obtener un molido mucho más fino, aunque también son menos económicos.

Dosificador incorporado o no

Los molinillos con dosificador tienen menos probabilidades de atascarse y, además, permiten un mejor aprovechamiento del café. A cambio, son más difíciles de limpiar y  la precisión a la hora de medir la dosis de café que molemos es relativa.

Los molinillos sin dosificador, por su parte, evitan que queden demasiados restos de moliendas antiguas en la máquina, lo que afectará menos al sabor del café molido. Además, el hecho de no tener los granos de café almacenados en la máquina evita que estos se estropeen.

Tamaño

Haz un cálculo previo acerca de la cantidad de granos de café que necesites moler en cada ocasión. Este dato determinará el tamaño de la tolva en la que van a depositarse los granos.

Consejos para el uso de las Moledoras de café

  • Debes limpiar tu molino de café cada 24 o 48 h, dependiendo de la cantidad de molienda efectuada.
  • Limpia las fresas con productos específicos para ello.
  • Cuando notes que la temperatura de la molienda aumenta a pesar de la limpieza de las fresas o que granularidad no es perfecta, esta será la señal para que sustituyas las fresas.
  • Recuerda que para la elaboración de un café espresso debes utilizar una proporción de entre 6,5 y 7,5 gramos de café molido. La cuantificación de estas dosis siempre es útil para que el resultado sea un café óptimo.
  • Este tipo de dosificaciones se pueden hacer de forma manual, mediante el uso de tazas de medición, o a través de pequeñas escalas de exactitud. Sin embargo, te recomendamos que emplees máquinas dosificadoras convenientemente calibradas, pasa conseguir automáticamente el gusto deseado.

Los 3 Molinos de Café más vendidos

Molino de Café Ascaso i-mini i-1

title=

Muela Plana Ø 5,4 cm.

Potencia 250 W.

Molino de café equipado con muela plana y sistema de regulación micrométrica, para ajustar al máximo el punto de molienda.

El grupo de molienda es de latón.

Este producto encaja a la perfección con la máquina de café Dream.

Desde 186,20 € (+ IVA).

Molino de Café Ascaso i-steel i-1

title=

Muela Plana Ø 5,4 cm.

Potencia 250 W.

Molino de café equipado con sistema de regulación micrométrica, que permite ajustar al máximo el punto de molienda para cada tipo de café o máquina espresso.

El grupo de molienda es de latón.

Este modelo encaja a la perfección con la máquina de café Steel.

Desde 192,90 € (+ IVA).

Molino de Café Ascaso i-1

title=

Muela Plana Ø 5,4 cm.

Potencia 250 W.

Molino de café equipado con muela cónica, la cual gracias a su sistema se ajusta a cada tipo de grano de café con gran precisión.

El grupo de molienda es de latón.

Desde 192,90 € (+ IVA).

Catálogo de Molinos de Café en Hosteleria10

Este Catálogo agrupa la información disponible acerca de los Molinos de Café que se distribuyen en España, según la facilitan sus respectivos fabricantes.

La información contenida en este catálogo incluye productos, modelos y características técnicas. 

 

Más información

Consulta estos post de nuestro Blog:

Cómo hacer buen café en una cafetera de bar o restaurante

Los tipos de café en Restaurante y Bar

Si, además, estás interesado en otro tipo de máquinas para Hostelería, te recomendamos que no dejes de visitar nuestras secciones:

Consúltanos, podemos ayudarte

Nos esforzamos para tener en nuestra tienda moledoras de café con la mejor relación calidad/precio.

Seleccionamos también con sumo cuidado, fabricantes y marcas, como Ascaso, Granita, Masamar… Y esperamos que nuestra oferta sea capaz de cubrir las exigencias de tu negocio de Hostelería.

Pero nuestro catálogo es amplio y no está todo él en nuestra tienda.

Si no encuentras el molinillo de café que buscas, escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos por teléfono al 91 161 03 04.

Estamos a tu entera disposición.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest
Logotipo ConfianzaOnline

Hosteleria10.com · 91 161 03 04 · contacto@hosteleria10.com

Aviso Legal · Privacidad · Cookies · Configurar las Cookies · Contratación