Inicio> Cocina Industrial > Freidoras Industriales
Cerrar

FILTROS

Funcionamiento


Tipo de Freidora


Tipo de Sistema



Series






Marca















Precio






Ordenar por



Más barato no se encuentra

¿Alguna duda?

91 161 03 04

o escríbenos


Freidoras Industriales

Las Freidoras Industriales más baratas ¡están aquí!
Están relacionados:
No hay productos con esta combinación de filtros.
Prueba a
todos los filtros o cambia los valores que has seleccionado.

Freidoras para cocinas de Hostelería

Ilustración con Freidoras Industriales

Las freidoras industriales son máquinas muy demandadas en la cocina profesional debido a su capacidad de elaboración, eficacia y rendimiento.

Bares, restaurantes, locales de fast food, chiringuitos, asadores, grills, colectividades y otros negocios de Hostelería se benefician de este elemento, capaz de preparar múltiples raciones en tiempos exactos mientras mantiene estable la temperatura del aceite.

Las freidoras industriales procesan grandes cantidades de alimentos, dándoles, además, ese toque crujiente que tanta aceptación tiene.

Además de otros dispositivos mecánicos y electrónicos, estas máquinas están equipadas con cronómetros con alarma y mecanismos enfocados al control de la temperatura.

Hay, incluso, modelos de freidoras de hostelería de alto rendimiento capaces de sacar los alimentos de la cesta evitando que los residuos producidos se queden en el aceite y que este se queme.

En esta sección vas a encontrar diversos modelos a gas y eléctricas para bares y restaurantes con cocinas industriales o semi industriales.

Algunas freidoras forman parte de líneas modulares, pudiendo acoplarse perfectamente a otros elementos de cocina -fogones, planchas, barbacoas, Baños María, etc...

de este modo, están en condiciones de formar junto a ellos una cocina coherente y eficiente, de acuerdo a las necesidades de tu negocio y del espacio de que dispongas.

También ponemos a tu disposición freidoras con pie incorporado, que pueden ir montadas en algún espacio específicamente reservado para ello en tu cocina.

Freidoras industriales fabricadas por marcas de un enorme prestigio y garantía de calidad y, como siempre, a los mejores precios del mercado.

Qué es una freidora

Una freidora es un recipiente en forma de sartén honda que lleva incorporada en su interior una especie de cesta metálica extraíble cuya misión es dejar pasar el aceite.

Precisamente la función de la freidora freír alimentos en abundante aceite y a altas temperaturas.

La ergonomía de la freidora hace que se puedan introducir de una vez en ella los alimentos que se van a freír y que, una vez fritos, se puedan extraer dejando que el aceite escurra.

A pesar de que hay modelos pequeños enfocados al ámbito doméstico, donde  estas máquinas tienen verdadero predicamento es en cocinas profesionales que tienen que sacar adelante un notable volumen de trabajo.

Cocinas - Fogones
Mantenedores de Fritos
 

Freidoras de hostelería eléctricas y a gas

Las freidoras industriales tienen dos maneras de calentar el aceite con el que fríen los alimentos depositados en su cestillo:

  • Mediante una resistencia eléctrica en el interior de la cubeta.
  • Por quemadores a gas en el exterior de la misma.

Las freidoras son máquinas de gran rendimiento y suelen ser de las que más uso se les puede dar en cualquier cocina profesional. Por tanto, lo habitual es que conlleven un importante consumo de energía. Eso es el motivo por el que, dentro de las freidoras eléctricas industriales, son muy comunes los modelos con conexión trifásica.

Ten en cuenta, además, que, aunque en las cocinas industriales suele predominar la maquinaria a gas frente a la eléctrica, no sucede eso cuando se habla de freidoras.

Esto se debe a que una de las principales ventajas del gas, la inmediatez con la que se obtiene el calor necesario, no es tan importante en este caso.

Al estar la resistencia eléctrica sumergida en el aceite al que calienta por conducción, la diferencia con el gasto de energía que una de gas realiza al calentar el aceite por convección es realmente muy pequeña.

La “zona fría”

En las freidoras que utilizan agua y aceite, la zona fría se encuentra por debajo de la resistencia eléctrica y es la parte inferior de la cubeta la que queda ocupada por agua.

Otro condicionante a favor de las freidoras eléctricas es que la integración de esta zona fría resulta más sencilla que en las de gas y es, habitualmente, de un mayor tamaño.

Aprovechando que agua y aceite no mezclan y que, en un mismo recipiente, el aceite se mantiene siempre por encima del nivel del agua, esa zona fría permite:

  • Que los restos del alimento caigan por su peso al fondo de la cubeta.
  • Que no se carbonice, ni contamine el aceite en el que se está cocinando.
  • Que no se produzca la mezcla indiscriminada de sabores al cocinar distintos alimentos.
  • Que se facilite la limpieza de la máquina.
  • Que sea más sencillo mantener el aceite en buenas condiciones.

La importancia del aceite en las freidoras

Al ser el elemento fundamental en la tarea de freír, el aceite cobra, con respecto a las freidoras,  una relevancia muy especial.

Los expertos siempre recomiendan cocinar en aceite de oliva virgen antes que en aceites de cualquier otra composición.

Si no fuera posible usar aceite de oliva, sería entonces aconsejable hacerlo con un aceite de girasol de alto contenido oleico. Esta propiedad confiere una mayor estabilidad y evita una oxidación rápida a altas temperaturas, como sucede con tipos de aceites como son los de girasol simple, soja o maíz, entre otros.

Eliminar la posibilidad de que se produzca dicha oxidación permite que, con un buen mantenimiento de la máquina, manteniéndola limpia y retirando periódicamente las impurezas y los restos que pudieran quedar en cada proceso, el aceite de oliva pueda reutilizarse sin inconvenientes.

La temperatura para freír

La temperatura recomendada para freír en aceite está entre 150° C y 180° C .

Siempre debe realizarse la operación de freír en un proceso de inmersión rápida para evitar que el alimento quede blando y chorreando grasa.

En una fritura correcta se forma una capa crujiente que actúa de barrera entre el aceite y el alimento. Esta capa impide que este se impregne de demasiada grasa, ayudándole a mantener la jugosidad.

La temperatura adecuada de cocción varía, dentro de unos márgenes, dependiendo del tipo de aceite empleado.

La mayoría de las freidoras superan los 200° C, aunque, si se quiere evitar que el aceite se queme y deteriore, no es aconsejable freír por encima del límite indicado para cada tipo de aceite.

El aceite se desnaturaliza debido a las altas temperaturas, con lo que la grasa resultante es de peor calidad.

Tienes que tener en cuenta que no todos los alimentos reaccionan de la misma forma.

Algunos alimentos, ricos en almidón, azúcar o albúmina, son particularmente apropiados para este tipo de cocción. Es el caso de patatas, huevos o pescados.

Por el contrario, otros es recomendable cubrirlos con alguna capa que los aísle. Este es el motivo esencial de la existencia de los empanados y rebozados.

Características de las freidoras

Las freidoras industriales comparten una serie de características específicas:

Capacidad

Este tipo de freidoras está diseñado para cubrir todo tipo de necesidades en la cocina profesional.

Por eso están disponibles en una amplia variedad de tamaños: desde pequeños modelos de sobremesa con una cubeta de 3,5 litros hasta otros de pie con capacidad para 100 litros.

Seguridad

El termostato de seguridad, que establece un máximo para la temperatura que se puede alcanzar, es imprescindible cuando se manejan grandes cantidades de material inflamable, como es el caso del aceite.

En las freidoras a gas se trata de un termostato con una temperatura prefijada,  mientas que en las eléctricas es rearmable.

Algunos modelos eléctricos incluyen un microinterruptor de seguridad con el objeto de evitar que siga funcionando la resistencia una vez se extrae el cabezal.

Además, las freidoras que funcionan a gas incluyen los habituales sistemas de seguridad en máquinas de cocina a gas:

  • Encendido piezoeléctrico.
  • Termopar de seguridad.

Limpieza y mantenimiento de la freidora industrial

La limpieza del aceite es tan importante para el resultado final de la fritura como para el mantenimiento de la propia máquina.

Al terminar de cocinar es habitual advertir en el interior de la freidora la presencia de restos de determinados tipos de alimentos, especialmente los rebozados.

Dichos restos, además de contaminar el aceite de cara a sucesivas frituras, pueden obstruir el grifo de vaciado o quedarse adheridos a la resistencia y carbonizarse, liberando así sustancias tóxicas para la salud.

Por eso te recomendamos que tu freidora industrial lleve incorporado un sistema de filtrado de residuos.

En las freidoras de gas puedes extraer directamente las cubetas para su limpieza.

En las eléctricas la limpieza de las cubetas está condicionada por la presencia de la resistencia tubular, a veces soldada a la cubeta y otras de carácter extraíble. En cualquier caso, este tipo de freidoras presenta una limpieza más trabajosa debido a las características que provienen de su sistema de calentamiento.

Panel de mando

Una característica habitual de estas máquinas es la sencillez de su manejo y, en consonancia, del panel de control.

En la mayor parte de los modelos las opciones son extremadamente básicas. No suelen ir más allá de un panel electromecánico para regular la temperatura del aceite, el termostato o poder modificar la altura de la resistencia eléctrica.

Pero algunos fabricantes disponen de modelos con paneles digitales que añaden otras funciones:

  • Un control constante de la fritura mediante sonda en la cubeta.
  • En función de los alimentos, cantidad, temperatura y humedad, etc...,  la freidora es capaz de reducir o prolongar automáticamente el tiempo de la fritura.
  • Programas pregrabados con menú, temperatura y tiempo de fritura.
Planchas de Cocina para Hostelería
Barbacoas Profesionales para Hostelería
 

Cómo elegir una freidora profesional

Elegir una freidora profesional a la medida de las necesidades de tu bar, restaurante, cafetería o churrería es una decisión más importante de lo que a primera vista pudiera parecer.

Una freidora bien equipada

Es importante contar con una buena freidora industrial con cubas independientes y de fácil limpieza. Esto mejorará notablemente la calidad de tus platos, ya que cada alimento que frías en ella conservará exactamente su sabor.

Una buena freidora industrial debe disponer siempre de termostatos de seguridad para evitar que el aceite se caliente en exceso e, incluso, se prenda fuego.

Un buen diseño en una freidora contribuirá al ahorro de tiempo en su limpieza, de litros de aceite al cocinar y de electricidad con motivo de su uso.

Define la capacidad y la frecuencia de uso de tu freidora

Antes de elegir una freidora profesional debes determinar la capacidad que vas a necesitar y la frecuencia de uso que le vas a dar. Para ello, establece primero las necesidades concretas de tu negocio.

Por ejemplo, si vas a hacer poca cantidad de alimentos fritos, con una freidora pequeña de sobremesa no muy grande tendrás de sobra. Las freidoras de esta clase son muy económicas.

No obstante, antes de adquirir un modelo de este tipo, asegúrate de que la freidora cuente con un sistema de seguridad que evite el aceite requemado y que las cubas o cestas de freír se puedan extraer con facilidad, para poder limpiar cómodamente la máquina.

Por el contrario, si tienes planeado freír una gran cantidad de patatas, pescado frito, croquetas, palitos de pescado, etc…., te recomendamos que elijas una freidora industrial con cubas independientes fabricadas en acero inoxidable, grifo de vaciado de aceite o sistemas de resistencia que eviten que se queme el aceite de la frituras.

El tiempo es importante

Es fundamental que el tiempo que los alimentos permanezcan inmersos en aceite hirviendo sea el idóneo para garantizar el correcto equilibrio entre textura, aroma y sabor.

Precisamente por eso, algunos fabricantes de freidoras industriales han diseñado modelos de freidoras súper rápidas.

Estas máquinas acortan considerablemente el tiempo de trabajo en cada operación de fritura y, con ello, el tiempo de espera de los clientes de tu freiduría, bar o restaurante.

El tamaño de las cubas

Adquirir la freidora industrial más pequeña del catálogo para intentar gastar menos litros de aceite para llenar las cubas es el típico error que te recomendamos que cometas.

Las cestas de las cubas de las freidoras más grandes admiten diferentes medidas de aceite. Por otro lado, una freidora de cuba pequeña implica que no vas a poder freír alimentos medianos o grandes o que, en el caso de que lo hagas, el tamaño de los alimentos al cocinarse haga que la temperatura del aceite descienda y la fritura quede defectuosa.


Catálogo completo de Freidoras en Hosteleria10

Este Catálogo agrupa toda la información disponible sobre las freidoras profesionales que se distribuyen en España, según la facilitan sus respectivos fabricantes.

La información contenida en este catálogo incluye productos, modelos y características técnicas. 

 

Algo más de información

Conoce un poco más sobre otros tipos de máquinas para tu cocina profesional.

Échale un vistazo a nuestras otras secciones y es probable puedas encontrar la más adecuada a tu negocio de Hostelería:

Pídenos ayuda

En nuestra tienda tienes a tu disposición las freidoras Industriales con una excelente relación calidad/precio.

También seleccionamos  para ti marcas de garantía, como Ascaso, Bertos, Buffalo, Crystal Line, Dobra, Edenox, Fainca HR, Gastro M, Industria90, Jemi, Mainho, Movilfrit, Repagas, Sammic, Valentine…

Por ello esperamos que nuestra oferta cubra cualquier exigencia que pudiera plantear tu negocio de Hostelería.

Aunque nuestro catálogo es demasiado amplio y no podemos colgarlo todo en nuestra tienda.

Así que escríbenos a contacto@hosteleria10.com o llámanos por teléfono al 91 161 03 04, si no encuentras la freidora que buscas o si necesitas algún tipo de asesoramiento.

Estaremos encantados de atenderte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Pinterest