Blog Hostelería
·  Claves del Ahorro y la Optimización
Volver
Foto del artículo

Elegir la batería de cocina adecuada

Su precio, su facilidad de mantenimiento, su compatibilidad con las placas de inducción, sus propiedades antiadherentes, su resistencia, son algunos de los criterios que deberán influir en la elección de la batería de cocina para su cocina industrial.

Cuanto mejor conduzcan el calor los utensilios de una batería de cocina, menor será la temperatura necesaria y la duración de la cocción. Esto reducirá la pérdida de vitaminas e incluso evitará la formación de compuestos tóxicos en los alimentos.

También debe considerarse el grosor del fondo de los utensilios, que influirá en que no se deformen ni se calienten excesivamente.

Los componentes de las baterías de cocina no deben permitir la transferencia a los alimentos de constituyentes que modifiquen sus cualidades organolépticas o su composición o que presenten un riesgo para el consumidor.

Los materiales más utilizados en las cocinas industriales son:

Aluminio

El aluminio es muy ligero y manipulable. Es fácil de mantener, compatible con el lavavajillas y no se oxida. Es mejor conductor del calor que el acero inoxidable y tolera las cocciones rápidas en fuegos moderados, pero, si no está anodizado puede deformarse a temperaturas muy altas.

Los utensilios realizados en aluminio tienen un precio razonable y pueden duran has 10 años.

Acero inoxidable

El acero inoxidable es un material muy sólido, con garantías de al menos 25 años. Es una aleación de hierro y cromo, aunque también puede incluir otros metales.

El acero inoxidable calificado como “10/18” consta de níquel en un 10% y de cromo en un 18%.

Su principal defecto es que no conduce bien el calor. Por tanto, los fabricantes procesan utensilios con fondos tipos "sandwich", formados por una hoja de aluminio o de cobre entre dos capas de acero.

Cuanto más grueso el fondo de los utensilios de acero inoxidable, menos se pegan los alimentos.

El acero inoxidable es imprescindible en la fabricación de ollas a presión. Es compatible con el lavavajillas y la vitrocerámica y fácil de mantener.

Los precios de los utensilios de acero inoxidable varían según su calidad pero son, en general, asequibles.

Hierro fundido

El hierro fundido es ideal para cocinar a fuego lento. Está formado por una aleación de hierro con algo de carbono.

Conduce muy bien el calor y es muy resistente y duradero.

Una batería de hierro fundido puede usarse en placas de inducción, aunque no debe lavarse en el lavavajillas.

El mantenimiento de estos utensilios es delicado, a menos que estén esmaltados. Después de cada lavado deben secarse y aceitarse.

Pesan mucho y es difícil manipularlos. Son más baratos que los utensilios de cobre.

Cobre

Es el material que mejor conduce el calor. Los grandes chefs cocinan tradicionalmente con utensilios en cobre estañado, es decir, con el fondo recubierto de una capa de estaño.

Este material se altera con el paso del tiempo, por lo que es necesario recubrir los utensilios con regularidad. procedimiento que resulta costoso.

El cobre tiene una toxicidad eventual que todavía hoy se desconoce.

También existen utensilios de cobre cubiertos con acero inoxidable,que son inocuos para la salud y que duran indefinidamente, pero que son caros.

Otra desventaja del cobre es que no resulta compatible con las vitrocerámicas. También es conflictivo el que la comida suele pegarse a su superficie.

Estos utensilios se limpian solo con dejarlos en remojo y no deben rascarse en ninguna circunstancia.

Es el material más caro para las baterias de cocina industrial.


Categoría: Menaje y Vajilla

 

 

Logo de Hosteleria10

© El Blog de Hosteleria10.com ha sido diseñado por Toma10 | Visite también Cajas10.com y Climatizacion10.com

Para contactar con Hosteleria10: 91 161 03 04 o contacto@hosteleria10.com

Al navegar por Hosteleria10, acepta nuestra Política de Cookies, que utilizamos para ofrecerle un mejor servicio.
Cerrar